Prueba de claustrofobia en Bomberos: En qué consiste y cómo superarla

Prueba de claustrofobia en Bomberos: En qué consiste y cómo superarla

4

4

minutos de lectura

minutos de lectura

Prueba de claustrofobia en Bomberos: En qué consiste y cómo superarla

4

minutos de lectura

Muchos la temen, pero es inevitable si quieres tu plaza. Es la prueba de claustrofobia de bomberos ¡Y tienes que superarla! Un buen perfil de bombero, sí o sí, es el de alguien que es capaz de mantener la calma en espacios estrechos y cerrados. 

En este artículo te la explicamos con detalle y te damos algunos consejos para que rindas lo máximo posible y consigas ese APTO que te mereces.

¿Qué es la claustrofobia?

Como sabrás, la claustrofobia es la fobia o miedo intenso e incontrolable a estar encerrado o tener los movimientos limitados. Muchas personas padecen claustrofobia, y no es para nada algo raro. Pero la cosa se complica cuando estás opositando a bombero. 

Entre otras cosas, la claustrofobia puede provocar reacciones de ansiedad aguda. Síntomas como la falta de aire, sudoración excesiva, palpitaciones, opresión en el pecho, mareos o náuseas son comunes en personas que la sufren. Son pasajeros, eso sí, y generalmente desaparecen cuando la persona deja de estar confinada. 

Es esencial comprender que este miedo puede ser superado. Si sospechas que puedes padecerla, no dudes en buscar ayuda profesional para enfrentarla. Sin duda, esta cuestión es esencial si estás preparando las oposiciones a bombero y quieres cuidar tu salud mental y mejorar tus habilidades. 

¿Por qué? Pues, básicamente, porque una de las pruebas físicas para ser bombero es la prueba de claustrofobia. Vamos a ver en qué consiste. 

¿Cómo es la prueba de claustrofobia?

La prueba de la claustrofobia, también llamada en algunas convocatorias ejercicio de aptitud en espacios confinados o similares, es la que pone a prueba de manera definitiva al opositor para demostrar que no le tiene miedo a este tipo de situaciones, que se puede controlar y salir de un circuito o túnel que se le prepara.

Generalmente, esta prueba implica avanzar a través de un tubo estrecho sin iluminación, o moverse por un laberinto con obstáculos, subidas y bajadas.

El diseño exacto de la prueba puede variar y no se suele conocer hasta el momento de las oposiciones, por lo que es vital estar preparado para cualquier escenario.

En algunas convocatorias, el ejercicio consiste en un circuito en forma de U, similar a un mini laberinto, donde debes reptar por un espacio estrecho. Este circuito tiene una longitud y dimensiones específicas, y debes completarlo sin ayudas visuales o linternas, utilizando solo tu equipamiento básico de seguridad.

¿Cómo prepararse esta prueba?

TODAS las pruebas se pueden preparar en menor o mayor medida. Incluso si no cuentas con un circuito real con el que hacer un simulacro, hay maneras de entrenarte para que sea un paseo:

Mantén la calma

Obviamente, enfrentarse a una oposición, ya de por sí, acojona. Pero a ello se le añade un plus de estrés cuando tienes que enfrentarte a determinadas pruebas, como la de claustrofobia. La ansiedad y el pánico son tus mayores enemigos en este ejercicio. 

No obstante, piensa que controlar el estrés y la ansiedad es vital para un bombero. Te vas a enfrentar a situaciones muy diversas, así que puedes pensar en la prueba de claustrofobia como una buena oportunidad para conseguir unos nervios de acero. Practica técnicas de respiración y mantén una actitud mental positiva. 

Acostúmbrate a espacios reducidos

Si es posible, entrena en espacios pequeños y oscuros para familiarizarte con la sensación y reducir la ansiedad. Sabemos que esto no siempre es fácil, y tampoco queremos que te pongas en riesgo. 

Desarrolla rapidez y agilidad

En este tipo de pruebas no solo importa la resistencia al miedo, sino también la habilidad para moverse con agilidad y rapidez en espacios confinados. ¿Cómo puedes lograrlo? Una buena idea puede ser practicar con circuitos de obstáculos. Además, los ejercicios de flexibilidad también pueden ser muy interesantes. 

Visualiza el éxito

Imagínate a ti mismo completando la prueba con éxito. La visualización positiva puede ser una herramienta poderosa para superar miedos y alcanzar tus metas. De hecho, nosotros te recomendamos que lo apliques a toda la opo. Piensa en ti mismo con tu casco, porque vas a conseguirlo. 

Prepárate física y mentalmente 

Además del entrenamiento físico, considera trabajar con un coach o un psicólogo que te ayude a fortalecer tu mente frente a los desafíos. Ya te hemos comentado la importancia que pueden llegar a tener estos profesionales a la hora de enfrentarte a un desafío de este tipo. 

Infórmate sobre la prueba 

Aunque los detalles específicos pueden variar, investiga todo lo que puedas sobre las pruebas de claustrofobia en distintas convocatorias para tener una idea clara de lo que te puedes encontrar. Además, una buena idea es tratar de ponerte en contacto con compañeros que ya se hayan presentado en alguna ocasión a la opo. Esto te dará una perspectiva mucho más amplia. 

La prueba de claustrofobia de los bomberos puede ser dura, pero si has hecho los deberes lo normal sería que te saliera bien.

Recuerda que si tienes una fobia de este tipo, siempre deberías de recurrir a un profesional cualificado para tratarlo.

Para todo lo demás, puedes prepararte con Ninja. Somos especialmente buenos preparando bomberos en nuestra academía, así que ya sabes: ¡Apúntate y consigue tu plaza! 

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.