Recurso de alzada en oposiciones: Qué es y cuándo utilizarlo

Recurso de alzada en oposiciones: Qué es y cuándo utilizarlo

5

5

minutos de lectura

minutos de lectura

Recurso de alzada en oposiciones: Qué es y cuándo utilizarlo

5

minutos de lectura

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

¿Tienes problemas en tu oposición?, en caso de ser así, necesitas conocer el recurso de alzada en las oposiciones, algo que puede ser fundamental para darte seguridad de que las cosas se harán bien.

¿Qué implica un recurso de alzada?

Hemos estado consultando la página del Ministerio y los artículos 112-122 de la Ley 39/2015. Lo cierto es que el lenguaje técnico puede hacerlo parecer más complicado de lo que realmente es.

El recurso de alzada es una especie de "formulario de queja" que puedes presentar a los superiores de la Administración Pública para reclamar que revisen una decisión determinada con la que no estás de acuerdo. Es una manera de impugnar una decisión, siempre y cuando esta no sea definitiva, por regla general.

Imagínate que estás en una oposición y ves algo del proceso (o los resultados) con lo que no estás conforme, ¿qué puedes hacer para reclamar?, exacto: tienes el recurso de alzada.

También se suele usar si sientes que han violado tus derechos, que han cambiado los criterios de valoración en alguna prueba de manera injusta, temas de méritos mal medidos, resoluciones mal justificadas u otras irregularidades que detectes.

Lo que está claro es que cuando ves algo que no cuadra, un recurso de alzada es tu mejor opción. Veamos entonces algunos detalles más.

¿Cómo se presenta este recurso?

En el artículo 115 tienes todos los detalles sobre cómo presentar este recurso, pero te los explicamos con palabras más simples:

  1. Identificación y fundamentos: Debes empezar expresando tu nombre, apellidos, y proporcionando una identificación personal. Luego, debes especificar claramente el acto que estás recurriendo y por qué lo haces, es decir, las razones de tu impugnación.

  2. Datos necesarios: Incluye lugar, fecha, tu firma, y cómo deseas ser notificado sobre las decisiones respecto a tu recurso. También debes indicar a qué órgano, centro, o unidad administrativa te estás dirigiendo.

  3. Errores y vicios: Si cometes un error al calificar tu recurso o si faltan algunos detalles, esto no debería impedir su tramitación. La ley busca entender el verdadero carácter de tu recurso incluso si hay errores menores.

  4. Presentación: Puedes presentar el recurso ante el órgano que emitió el acto que estás impugnando o directamente ante el competente para resolverlo. Si lo presentas ante el primero, este debe enviarlo al competente en un plazo máximo de diez días.

El artículo 16.4 de la misma ley nos dice dónde presentarlo, dice así:

  1. Los documentos que los interesados dirijan a los órganos de las Administraciones Públicas podrán presentarse:

a) En el registro electrónico de la Administración u Organismo al que se dirijan, así como en los restantes registros electrónicos de cualquiera de los sujetos a los que se refiere el artículo 2.1:
a) La Administración General del Estado.
b) Las Administraciones de las Comunidades Autónomas.
c) Las Entidades que integran la Administración Local.
d) El sector público institucional.

b) En las oficinas de Correos, en la forma que reglamentariamente se establezca.
c) En las representaciones diplomáticas u oficinas consulares de España en el extranjero.
d) En las oficinas de asistencia en materia de registros.
e) En cualquier otro que establezcan las disposiciones vigentes.

Si tienes más dudas, lo más probable es que en las bases de tu convocatoria encuentres toda la información complementaria que te falta para entender cómo es el proceso de reclamaciones e impugnaciones de tu opo concreta.

¿Cuánto tiempo tarda en resolverse un recurso de alzada?

Hay dos plazos a tener en cuenta:

  1. Plazo para presentarlo: Si el acto fue expreso (es decir, comunicado formalmente), normalmente tienes un mes para presentar el recurso desde que se te notificó o desde que tuviste conocimiento de él. Si la decisión se considera tomada por "silencio administrativo" (es decir, por no responder), puedes presentarlo en cualquier momento después de que se supone que deberían haber respondido.

  2. Plazo de resolución: La Administración tiene un máximo de 3 meses para dictar y notificar la resolución de tu recurso.

Una vez resuelto el recurso de alzada, ya sea porque se te ha dado la razón en parte o en su totalidad, o porque se ha desestimado, se cierra la vía administrativa para ese asunto específico. Si no estás conforme con la resolución, podrías considerar el recurso extraordinario de revisión si se dan ciertas condiciones muy específicas.

🧐 Si este artículo te está gustando, te encantará nuestra indagación sobre la reforma administrativa.

¿Qué pasa si no te contestan a un recurso de alzada?

Como sabes, la Administración tiene un plazo máximo de 3 meses para dictar y notificar su respuesta a tu impugnación. Si transcurrido este tiempo no tienes respuesta, se considera que el recurso ha sido desestimado, lo que te permite avanzar a otras instancias si lo consideras necesario. Esto se llama "desestimación por silencio administrativo".

Salvo en un caso (redactado en el artículo 24.1): si tu recurso de alzada era precisamente porque la Administración no te respondió a una solicitud inicial (o sea, ya había silencio administrativo antes), y vuelven a no contestarte dentro de los 3 meses del recurso, entonces la ley te favorece.

En este caso especial, se considera que tu recurso de alzada ha sido aceptado por silencio administrativo. Es como si la Administración dijera "sí" por no decir nada.

De todas maneras, esto no te lo tomes como definitivo. Lo mejor es que consultes a un abogado para estar seguro.

¿Y después, qué?

Si el recurso de alzada no te da la respuesta que esperabas, por mucho que insistes, tu siguiente paso podría ser ir por ámbito judicial, presentando un recurso contencioso-administrativo, excepto en casos muy específicos donde se permite un recurso extraordinario de revisión.

En caso de querer avanzar por esa vía, te recomendaríamos contactar con un abogado cualificado para informarte y hacer estos trámites, según tu caso.

Esperamos de todo corazón que no tengas que llegar a enviar nunca un recurso de alzada en tus oposiciones. Para todo lo demás, ya sabes que puedes contar con Formación Ninja. Te ayudaremos a prepararte tus oposiciones con un método que acelerará muchísimo tu progreso y te ayudará a sacar mucha ventaja.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.