Cómo estudiar mucho en poco tiempo: Claves para aprovechar tus horas

Cómo estudiar mucho en poco tiempo: Claves para aprovechar tus horas

3

3

minutos de lectura

minutos de lectura

Cómo estudiar mucho en poco tiempo: Claves para aprovechar tus horas

3

minutos de lectura

¿Necesitas estudiar mucho en poco tiempo? En este artículo te damos algunas claves para que, en pocas horas, consigas rendir al máximo y que llegues a tu examen con todo lo posible en la cabeza.

1. Prioriza

Primero de todo, lo más importante, y más en una situación de urgencia, es que te organices y tengas muy claro qué es lo más importante que tienes que estudiar. Qué te sabes ya, qué no, qué puede entrar y qué puede no entrar.

Para hacerlo, tienes que crear lo que conocemos en Ninja como el cuadrante ninja de memorización.

Así que ya sabes. Separa tu temario en cuatro cuadrantes, y ponlos en esta prioridad:

  1. Lo que es probable que te pregunten y es fácil de estudiar.

  2. Lo que es poco probable que te pregunten, pero es fácil de estudiar.

  3. Lo que es probable que te pregunten, pero que es difícil de estudiar.

  4. Lo que es poco probable que te pregunten y es difícil de estudiar.

Para empezar, ahora que tienes poco tiempo, ignora por completo el cuarto tipo de contenido para estudiar. Luego, empieza a aprenderte el cuadrante número 1 (probable de preguntar y fácil de estudiar), y sigue metiéndole caña hasta que te sepas todo lo fácil.

Después de haberte aprendido lo más fácil de estudiar, que es probable que consigas memorizar muy rápido, habrás logrado acaparar una parte importante del temario. Si te sobra un poco de tiempo, prueba con el cuadrante 3, y repasa, repasa, repasa.

2. Grábate

No será posible que estudies en todo momento, pero algo que sí podrías tener a mano es una grabación de ti mismo leyendo el temario.

Si ves que te da tiempo, grábate estudiando las partes que más te cuestan de aprender y póntelo cuando estés en el bus, en el metro, caminando por la calle o haciendo tareas en casa. Así, seguirás estudiando aunque tengas que hacer otras cosas.

Ojo, que de nada te servirá todo esto si no escuchas con atención los audios, así que te tocará esforzarte.

3. Técnicas de estudio

Para memorizar de manera más efectiva, es crucial que aproveches varias técnicas de estudio que aumentarán tu retención. Una estrategia muy útil es la de la repetición espaciada, que consiste en repasar el material aprendido a intervalos de tiempo cada vez mayores.

Esta técnica ayuda a consolidar el conocimiento en la memoria a largo plazo, haciendo que sea menos probable que se olvide.

Otra técnica que puede ser de gran ayuda es la visualización, que nosotros conocemos a veces también como la técnica de la cadena.

Crear imágenes mentales vívidas de lo que estás estudiando puede hacer que la información sea más memorable. Asociar conceptos con símbolos, colores o incluso lugares en un "palacio de la memoria" puede facilitar mucho el recuerdo de estos datos cuando los necesites.

Además, las técnicas de estudio son geniales para esos días en los que tienes que estudiar sin ganas.

4. Enseña a otros

La mejor manera de interiorizar el material de estudio y asegurarte de que realmente lo entiendes y te lo sabes es explicárselo a otra persona.

No te estamos diciendo que te conviertas en un profesor/a, sino en que deberías de probar a reunirte con algunos compañeros para intentar explicarles partes del temario como práctica, a ver si te lo sabes.

En caso de que tengas dudas o no te lo sepas, discutir detalles del temario con alguien te hará la vida mucho más fácil para entender bien todo y hacer ese click que te faltaba para sabértelo. Ya verás cómo muchas cosas que parecían imposibles de saber, se volverán más fáciles.

5. Técnica Pomodoro

Si tienes mucha prisa por estudiar, quizás te parecerá que lo más eficiente puede ser ir a piñón con el temario y aprenderte todo lo posible en el tiempo que te queda, pero eso solo te funcionará si estás lleno de energía y realmente motivado, cosa que no suele ser así.

Hay una técnica de gestión del tiempo que está especialmente diseñada para estudiar. Se llama técnica o método Pomodoro.

La técnica del Pomodoro es un método de gestión del tiempo que te puede ayudar a estudiar de manera más eficiente. Consiste en dividir tu tiempo de estudio en bloques de 25 minutos, seguidos de un breve descanso de 5 minutos. Después de cuatro bloques de estudio, te tomas un descanso más largo, de unos 15 a 30 minutos.

Esta estructura ayuda a mantener la concentración y evita el agotamiento, permitiéndote estudiar durante períodos más largos sin perder eficacia.

6. Descansa suficiente

El descanso es muy importante en cualquier momento de tu vida, y mucho más ahora que estás a punto de ir a un examen donde pones toda la carne en el asador.

Aunque te parezca mentira, quedarte despierto hasta muy tarde estudiando es una pésima idea, y puede serte mucho más útil dormir tus 7, 8 o 9 horas y llegar fresquísimo al examen. Verás cómo tu capacidad de concentración y deducción se dispara, algo que te será muy útil para sacar la notaza que te mereces.

7. Come bien

Igual que es importante dormir bien, también lo es tener suficientes energías para gastar el día del examen. No subestimes la importancia de una buena nutrición y un descanso adecuado en tu capacidad para estudiar. Te recomendamos alimentos ricos en omega-3, como el pescado azul, los frutos secos y el aguacate.

8. Mantente positivo

Aunque parezca mentira, el factor psicológico afecta y mucho a tu rendimiento académico. Mantener una actitud positiva para estudiar es fundamental.

Si intentas ver el lado positivo de las cosas, gestionarás mejor tu estrés y aumentarás tu capacidad de retención.

Trata de disfrutar de tus sesiones de estudio tomándotelas como un juego, celebrando cada pequeño paso, y verás cómo tu capacidad de retención irá subiendo. Para esto, las técnicas de estudio de las que te hablamos más arriba son perfectas, ya que te permiten usar tu creatividad e imaginación para generar recuerdos difíciles de olvidar.

Piensa que pronto saldrás del aula del examen con una gran sonrisa, sabiendo que has hecho todo lo que has podido para aprobar ese examen y que, probablemente, sacarás la mejor nota posible en tu caso. El futuro ya vendrá, ahora céntrate en el papel.

Ahora ya conoces nuestros trucos para estudiar mucho en poco tiempo. Esperamos que te sean muy útiles y recuerda que en Ninja te ayudaremos a estudiar con nuestros cursos, implementando técnicas de estudio en nuestro método. 

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.