Cómo superar un suspenso de la oposición: 5 pasos para conseguirlo

Cómo superar un suspenso de la oposición: 5 pasos para conseguirlo

5

5

minutos de lectura

minutos de lectura

Cómo superar un suspenso de la oposición: 5 pasos para conseguirlo

5

minutos de lectura

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

En la vida no siempre se gana, y por eso es posible que hoy te estés preguntando cómo superar un suspenso en tu oposición. ¿Qué puedes hacer? En este artículo, te compartimos los 5 pasos que debes seguir para superar este bache.

1. Acepta el suspenso

Reconozcámoslo: suspender es una putada, algo que no siempre te esperas y que puede impactarte de tal forma que creas que vas a tener que dejarlo. Es normal.

Lo diremos una y otra vez: la oposición es una carrera de fondo, y suspender es más habitual de lo que parece. Al fin y al cabo, es la primera convocatoria a la que te presentas. Es en momentos críticos como estos donde se ve quién va a conseguirlo y quién abandona.

No es el fin del mundo. David Fuentes lo deja claro en este vídeo: abandonar no es la solución.

La primera reacción al recibir un suspenso es entrar en un duelo por la pérdida que supone este suspenso. Pasarás por estas fases:

  1. Negación: No puedes creer que hayas suspendido.

  2. Angustia: Te preocupas por lo que pensarán los demás y por tu futuro.

  3. Regateo: Intentas encontrar formas de revertir la situación, como impugnar preguntas.

  4. Depresión: Te sientes un fracasado y piensas que no eres apto para opositar.

  5. Aceptación: Aceptas el suspenso y te preparas para futuras oportunidades.

Cada fase necesita su tiempo, así que no tengas prisa, y date un tiempo para recomponerte.

No te lo quedes para ti y busca ayuda. Desahógate con tus amigos, familiares y compañeros, porque puede ser liberador. Cuenta con una red de personas que te apoyen en estos momentos tan duros.

En caso de que las emociones te superen y sientas que no puedes volver a estudiar, o crees que te has quedado encallado en alguna fase del duelo, te recomendamos que vayas un poco más allá y busques ayuda profesional. Será muy bueno para ti y tendrás más recursos para lidiar con esas emociones negativas.

2. Analiza por qué ha pasado

Una vez has trabajado en tus emociones y has aceptado el hecho de haber suspendido (que cuesta lo suyo), puedes analizar qué ha podido pasar, dónde has fallado. Seguramente te preocupa mucho, y quieres arreglarlo cuanto antes.

Primero, debes saber que a veces no hay nada que arreglar, sino que simplemente tienes que volver a intentarlo, pero la mayoría de veces tiene que ver con algo que puedes controlar, y podría ser tu manera de estudiar.

Haz autocrítica y analiza en qué has podido fallar. ¿Ha sido falta de preparación en alguna prueba o han sido los nervios?, ¿ha pasado algo externo que te ha perjudicado durante el examen?

Hay varios tipos de suspenso que deberíamos de tener en cuenta:

  1. Error propio: Cometes un error que solo es achacable a ti mismo. Es importante analizar en qué has fallado para que no vuelva a ocurrir.

  2. Error no forzado: Es un error que no es del todo tu culpa. Por ejemplo, un examen muy difícil.

  3. Accidente: A pesar de estar bien preparado, ocurre un accidente que te impide aprobar.

  4. No estar entre los mejores: Aprobar la oposición, pero no conseguir plaza porque no estás entre los mejores candidatos.

El matiz es muy diferente en cada caso. Sea cual sea tu situación, lo que es seguro es que si lo vuelves a intentar tendrás más probabilidades de aprobar, sobre todo si sigues metiéndole caña para aprobar.

Para prepararte, te será muy útil antes darte un pequeño respiro, porque te lo mereces tras pasar por esto (y lo necesitas).

3. Date tiempo para respirar

Algo que te permitirá recuperarte y evitar quemarte es darte un tiempo para descansar, para hacer algo que te guste. Si puedes, vete de viaje una semana y desconecta de tu ambiente habitual. Date tiempo para disfrutar un poco de la vida, y haz todo aquello que no has podido hacer mientras estudiabas día sí, día también.

Hay quien solo necesita unos días, pero puede que tú necesites una o dos semanas, o incluso un poco más. No importa: si tu cuerpo te lo pide, hazlo. Descansa. No hay tiempo perdido si es para que recuperes energías, pero comprométete a volver luego con más ganas que nunca a meterle caña.

Cuando vuelvas de tu descanso, tendrás la cabeza superfresca y podrás pensar con mucha más claridad. Será entonces cuando decidirás tus próximos pasos.

4. Planifica tu aprobado

Bien, ahora que has vuelto de tu merecido descanso, toca empezar a pensar en qué vas a hacer, qué acciones vas a tomar para conseguir tu aprobado. 

Vas a retomar tu estudio y tu preparación, sí, pero antes vas a revisar qué errores has podido cometer, dónde has podido fallar en tu preparación. Por ejemplo:

  • ¿Te preparaste con un preparador cualificado o lo hiciste con el primero que encontraste? O, incluso, ¿lo hiciste tú solo?

  • ¿Has usado técnicas de estudio?, cada vez más opositores las usan.

  • ¿Te entrenaste suficiente para las pruebas físicas?

  • ¿Hiciste caso de nuestros consejos para aprobar un examen tipo test?

  • ¿Tu espacio de estudio es el adecuado?, ¿has probado a estudiar en la biblioteca?

  • ¿Has pensado en implementar elementos más visuales en tus sesiones de estudio, como esquemas o gráficos?

  • ¿Estabas bien física y mentalmente el día de la prueba?

Plantéate todo esto, pregúntale a tus compis de opo si tienes dudas, busca maneras de corregir tus errores pasados, plantéate pequeñas metas para trabajar en estos errores antes de retomar tus viejas manías, y mejora como opositor.

Algo que también te recomendamos es que mejores tu espacio de trabajo. A veces puede ayudarte algo tan sencillo como saber qué luz es mejor para estudiar, u organizar mejor tu escritorio para que te sea más fácil estudiar y puedas retirar de tu vista las distracciones.

Por cierto, algo que te puede venir muy bien para evitar las distracciones es el truco del folio:

5. Saca lo mejor de ti

Esta es una gran oportunidad para crecer como opositor. Ahora que estás reflexionando sobre todo lo que ha pasado, estás listo para buscar aquello que te hace falta para aprobar y superar al resto.

Te recomendamos que trabajes en tu motivación para estudiar, porque sobre todo al principio te podría venir muy bien, créenos.

Algo que te puede animar mucho y puede calmar tu ansiedad, aunque parezca contradictorio, es tener un plan B, es decir, opositar para varias opos al mismo tiempo. Esto es algo que se hace mucho en bombero o en policía local, ya que hay muchísimas oposiciones de diferentes municipios para las que uno se puede preparar al mismo tiempo, aprovechando así todo tu tiempo de estudio y teniendo muchas más oportunidades.

Lo cierto es que, si lo piensas, el suspenso es solo una etapa más de la oposición, pero en algunos casos podrías haberlo evitado si te hubieras preparado con una buena academia, así que si quieres puedes ponerte a buscar ahora mismo la mejor academia online de oposiciones.

En Ninja hemos ayudado ya a miles de alumnos a conseguir su plaza. ¿Cómo? Muy fácil: enseñándoles a estudiar de manera eficiente aplicando técnicas de estudio. Con nuestras formaciones conseguirás retener mejor la información, ser mucho más productivo y entender los conceptos más complejos, esos en los que van a pillar en el examen.

Afirmamos todo esto porque creemos te podemos ayudar, no solo porque, como antiguos opositores, sabemos cómo es superar un suspenso de la oposición, sino también porque ya hemos conseguido que muchas personas como tú consigan su ansiado aprobado. 

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.