Pruebas de Mecanografía para Oposiciones: Todas las claves

Pruebas de Mecanografía para Oposiciones: Todas las claves

4

4

minutos de lectura

minutos de lectura

Pruebas de Mecanografía para Oposiciones: Todas las claves

4

minutos de lectura

Las pruebas de mecanografía para oposiciones cada vez son menos habituales en los procesos selectivos. No obstante, en ocasiones todavía algunos Ayuntamientos y localidades las exigen a sus candidatos. ¿Estás preparando oposiciones y tu convocatoria incluye una prueba de mecanografía? ¡No te preocupes! Te contamos todo lo que necesitas saber al respecto. 

¿Qué es mecanografiar?

Mecanografiar es, esencialmente, ingresar un texto o datos en un dispositivo, generalmente un ordenador, aunque en su día se mecanografiaba sobre máquinas de escribir. Las personas que mecanografían documentos suelen ser realmente rápidas tecleando. Al fin y al cabo, consiste en tardar el menor tiempo posible. 

Existen muchos métodos para conseguir ser el más veloz mecanografiando. De hecho, puedes aprender algunos trucos para escribir más rápido con teclado si lo deseas. También es posible utilizar programas de mecanografía diseñados específicamente para enseñarte a teclear de la manera más rápida y eficiente. 

¿Cómo es el ejercicio de mecanografía?

Durante algunos años, oposiciones como Tramitación Procesal, Auxilio Judicial e incluso Auxiliar Administrativo, contaron con pruebas específicas de mecanografía. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que son puestos en los que es vital ser capaz de introducir información tecleando con gran rapidez. 

No obstante, como te comentábamos en la introducción, la mayoría de las oposiciones ya no cuentan con esta prueba. Por el contrario, como ocurre por ejemplo con las oposiciones de Auxiliar Administrativo, han sido sustituidas por un examen sobre conocimientos ofimáticos. 

Aún así, como algunas localidades la mantienen, te contamos a grandes rasgos en qué consiste un examen de mecanografía. Ten en cuenta que los datos pueden variar, y tienes que leer con detenimiento tu convocatoria. Y, además, tienes que considerar que para muchos trabajos, como el de Auxiliar Administrativo, es vital que tengas competencias en mecanografía. 

El texto

Lo más habitual es que te pidan que realices una tarea específica relacionada con un texto concreto. Generalmente será un texto ni muy largo ni muy breve, con algunas palabras sencillas y otras más enrevesadas. Al final, no solo es tener la habilidad de escribir muy rápido, sino también de escribir bien. 

La transcripción del texto puede ser de mayor o menor dificultad, por lo que es vital que seas preciso. Muchos Ayuntamientos y localidades no evalúan únicamente el tiempo que tardas en escribir el texto, sino también cuántos errores has cometido y no has podido corregir, bien porque no te hayas dado cuenta, bien porque se ha acabado el tiempo disponible. 

El tiempo

Lógicamente, la prueba también está pensada para medir cuánto tiempo tardas en escribir un número concreto de caracteres. Para no perder el tiempo en movimientos innecesarios y conseguir un buen ritmo, es súper importante que aprendas a colocar las manos sobre el teclado adecuadamente. Cada tecla se corresponde con un dedo, y es vital para conseguir mecanografiar con rapidez. 

Un ejemplo: las oposiciones para Operador Auxiliar de Coordinación de Navarra

Para que puedas hacerte una idea exacta de cómo suelen ser las pruebas de mecanografía para oposiciones, vamos a ver el ejemplo de las oposiciones para Operador Auxiliar de Coordinación de Navarra según su última convocatoria. El texto dice, literalmente: 

De carácter práctico, consistirá en la transcripción de un texto propuesto por el Tribunal calificador, para valorar la velocidad y efectividad en teclado de ordenador. Se valorará el número de pulsaciones, su ejecución correcta y fidelidad con el texto propuesto por el Tribunal. Se penalizarán tanto los errores mecanográficos como la omisión e incumplimiento de las normas de realización del ejercicio.

Como has podido comprobar, se tienen en cuenta diversas cuestiones: 

  • Número de pulsaciones: el número de pulsaciones es un concepto algo complejo, puesto que, para medirlo, se tiene en cuenta no solo las letras o caracteres que tecleas, sino también otras teclas que necesitas pulsar en algunas ocasiones, por ejemplo, para poner mayúsculas o para marcar un espacio. 

  • Ejecución correcta y fidelidad: la rapidez puede jugarte una mala pasada, como ya te hemos comentado. Por lo tanto, también se tendrán en cuenta los errores cometidos y la fidelidad que mantiene tu texto con el texto original que te hayan proporcionado. 

Esta prueba, en las oposiciones para Operador Auxiliar, tiene un peso de 20 puntos sobre el total de la nota de la opo. Además, es bastante curioso cómo se puntúa: las 1.800 primeras pulsaciones son diez puntos y, tras ellas, se obtendrá un punto por cada 102 pulsaciones. Por otra parte, los errores mecanográficos descuentan cinco pulsaciones. 

¿Te imaginas cómo es el trabajo de la persona que tiene que contar las pulsaciones y evaluar el ejercicio? Desde luego que tiene que ser bastante entretenido. 

¿Qué te ha parecido la prueba de mecanografía para oposiciones? ¿Era lo que esperabas? Recuerda que preparar adecuadamente todas las partes de la oposición es vital para conseguir el APTO. En Formación Ninja enseñamos a nuestros alumnos a aprender con técnicas de estudio. Así, conseguimos que sean más eficientes y que retengan más información en menos tiempo. Puedes utilizar las horas que te sobren para aprender mecanografía 😉. ¡Nos vemos dentro de la academia!

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.