Qué hacer el día antes de un examen de Oposición: Sigue este ritual

Qué hacer el día antes de un examen de Oposición: Sigue este ritual

5

5

minutos de lectura

minutos de lectura

Qué hacer el día antes de un examen de Oposición: Sigue este ritual

5

minutos de lectura

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

¿Sientes nervios por el examen? Estos son nuestros consejos sobre qué hacer el día antes de un examen de oposición. ¡Toma nota, sigue el ritual y sácate la plaza!

1. Relájate

Sabemos que puedes sentir muchos nervios o que incluso te estás preguntando cómo controlar tu ansiedad, y es que el error más común entre los opositores suele ser ponerse a estudiar como locos el día antes del examen.

Sin embargo, ¿qué puedes conseguir si estudias otras 8-10 horas como siempre has hecho?, ¡que al día siguiente no tendrás fuerzas para sacar la notaza que te mereces! Por eso, debes de centrarte en relajarte, desde que te levantes.

Nosotros en Ninja siempre decimos que el día antes del examen no deberías de estudiar demasiado. Centra tu energía en relajarte y recargar las pilas para el día siguiente, dedícate el día a ti.

Centra el día en actividades que te gusten y te ayuden a desconectar, como ver una película, leer un libro o salir a dar un paseo. Descansar bien es crucial para tener una mente fresca y despejada en el examen. 

También, vigila con tipos de ocio que puedan perjudicar tu rendimiento en este día tan importante, como los videojuegos (jugados en exceso) o salir de fiesta.

2. ¿Repasar?, vaaaale, pero poco

Si no puedes resistir la tentación de repasar, hazlo de una manera muy breve y ligera. Procura no desgastarte mucho y estudia solo aquello que vaya a ser más eficiente, en esas cosas que entran, pero que sueles olvidar a corto plazo.

Y, si puedes, revisa resúmenes o esquemas que te permitan una mejor comprensión y memorización de los temas más importantes. 

Evita saturarte con información, algo que es fácil que pase. Recuerda que el objetivo es refrescar los conceptos, no aprender algo nuevo en el último minuto. Ahora, ya sería tarde.

 

3. Prepara tus cosas

Una de las peores sensaciones es llegar al examen y darte cuenta de que has olvidado algo esencial. Para evitar esto, prepara todo el material la noche anterior, o mejor, hazlo ahora mismo mientras lees el artículo.

Aunque te recomendaríamos consultar las indicaciones específicas que te han dado sobre qué debes llevar el día del examen, por regla general se te pedirá al menos documentación personal, como el DNI. También necesitarás material de escritura, como un par de bolígrafos, un lápiz y una goma.

Céntrate y hazte una lista de todo lo que necesitas y deja todas las cosas listas para que mañana solo tengas que repasar la lista, y así podrás saber que todo está en regla. 

4. Cuerpo en equilibrio

Tus hábitos alimenticios también juegan un papel crucial. Es muy recomendable que evites como la peste los alimentos pesados o difíciles de digerir el día antes del examen. No querrás que puedan condicionarte.

Si puedes, opta por alimentos ligeros como frutas, verduras o cereales. Y, por supuesto, mantente hidratado. Bebe suficiente agua o infusiones, pero evita consumir cafeína o cualquier otro estimulante en exceso.

En caso de que sientas mucha ansiedad el día antes de examen, puedes tomarte alguna tila o valeriana, que es un remedio natural, pero evítalas cuando falten pocas horas para el examen.

5. Planifica bien tu desplazamiento

Sobre todo, revisa bien cómo lo harás para llegar al lugar del examen con margen suficiente para que ningún contratiempo suponga un problema. Dedicarás ese día en exclusiva a superar el examen, así que no tengas miramientos en levantarte pronto y llegar varias horas antes si es necesario.

Revisa todas las rutas y horarios y planifica. Si es posible, intenta que te lleven en coche (una ruta mucho más directa) y, por si acaso, ten siempre un plan B (o incluso C) por si las cosas no salieran como esperabas. Por ejemplo, si te van a llevar en coche, mírate y conoce bien las rutas en tren y en bus, por si pasara cualquier cosa (tenlas a mano), y ves siempre con antelación suficiente para poder reaccionar si al final no te pueden llevar.

Una vez llegues al sitio, solo tendrás que intentar distraerte un poco mientras llega la hora. Eso sí: no bajes la guardia y ponte alarmas para que no puedas llegar tarde al examen por cualquier razón, sería una verdadera lástima.

6. Visualiza tu éxito

Es normal y hasta bueno que sientas algo de nervios por lo de mañana. Al fin y al cabo, has estado luchando en tu casa por saberte un temario para mañana sacar la mejor nota posible y así entrar en una plaza que deseas con todo tu corazón. Esos nervios te ayudarán a enfrentar el reto que supondrá el examen.

Sin embargo, hay momentos en los que los nervios pueden empezar a afectar a la confianza que tienes en ti mismo, y es ahí cuando hay que saber pararte.

En momentos así, tienes que intentar imaginarte a ti mismo saliendo del examen, habiendo aprobado y con notaza, consiguiendo la plaza que tanto ansías. Deja a un lado los pensamientos negativos (que no tienen ninguna utilidad) y céntrate en enfrentar este reto de la mejor manera posible.

Piensa en todo el esfuerzo y preparación que has dedicado estos últimos meses para este momento y confía en tus habilidades, TE LO MERECES.

7. Sal a hacer algo de ejercicio

Algo que puede ayudar mucho, sobre todo a los más deportistas, es salir un ratito a hacer ejercicio por la tarde. Esto no solo te ayudará a liberar el estrés que llevas dentro, sino que también liberará endorfinas que te harán sentir mucho mejor y te cansarán físicamente para que estés más listo para dormir.

También te ayudará a desconectar del examen, algo que será muy necesario para descansar mucho mejor.

Céntrate en hacer solo pequeños paseos, con cardio ligero. Nada de maratones ni sprints. Puede bastar con una caminata de 30-60 minutos.

8. Duerme bien

Sobre todo, evita a toda costa usar pantallas 2 horas antes de dormir. Esto significa no mirar el móvil ni el televisor, y en su lugar relajarte en el salón, leer un libro, preparar el material, hablar con tus seres queridos, contemplar las estrellas, etc.

Todo esto te será útil para relajarte y preparar tu cuerpo para ponerse en modo dormir.

Entonces, túmbate a dormir. Tendrás que descansar de sobras (unas 8 horas) para estar con las pilas bien cargadas el día del examen (que normalmente será por la mañana). ¡Recuerda que estarás compitiendo contra otros opositores tan preparados como tú!

¿Qué hacer el día antes de un examen de oposición? Pues ahora ya lo sabes, así que aplícalo y ya nos cuentas cómo aprobaste tu última opo. ¡Métele caña! Y recuerda que si por desgracia tienes que volver a estudiar, tienes todas las formaciones de Ninja listas para reforzar cualquier estudio que te falte. 

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.