LOPD o Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos, ¿ya te la sabes?

LOPD o Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos, ¿ya te la sabes?

7

7

minutos de lectura

minutos de lectura

LOPD o Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos, ¿ya te la sabes?

7

minutos de lectura

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

MASTERCLASS GRATUITA

Las 4 claves para aprobar tu oposición en menos tiempo

Ver video

La LOPD o Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales está por todas partes hoy en día, si te fijas, y es posible que quieras entenderla mejor o estudiarla para algún examen.

En este artículo tienes el punto de partida perfecto del que partir para empezar tu camino con buena letra. Verás que te lo hemos mascado mucho para que puedas entender toda la estructura general sobre la que se asentarán tus horas de estudio sobre esta ley. Si quieres, aplicando técnicas de estudio.

Empecemos con algunas preguntas bastante clave que se suelen hacer sobre esta ley, y luego nos meteremos en cómo se estructura.

¿Cuál es el significado de LOPD?

LOPD son las siglas de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

Mucho ojo, no debes de confundir la LOPD con la Ley Orgánica 15/1999, que es una ley anterior a esta y fue DEROGADA, haciendo que la actual herede algunos artículos. No vayas a equivocarte.

Una vez sabemos de qué estamos hablando, sigamos con el resto de preguntas.

¿Qué cubre la ley de protección de datos?

Todos tus datos personales, como tu nombre, dirección, número de teléfono, correo electrónico, o incluso fotos tuyas, son algo valioso que te pertenece. Estos datos son muy valiosos porque contienen información sobre ti, y es importante que estén protegidos para que nadie los use sin tu permiso.

La LOPD es una especie de "escudo" protector que se asegura de que tus datos personales estén seguros. Esta ley es una especie de regla principal en España que dice cómo deben ser tratados y protegidos tus datos para que tu privacidad no se vea comprometida. Algunos puntos clave que cubre esta ley:

  1. Consentimiento: Antes de que alguien pueda usar tus datos, tiene que pedirte permiso de una forma clara y sencilla, para que tú entiendas exactamente para qué los van a usar.

  2. Derecho a saber y controlar: Tienes derecho a saber quién tiene tus datos y para qué los están usando. Si en algún momento no te sientes cómodo con cómo los están manejando, puedes pedir que los borren o los corrijan.

  3. Seguridad: La ley obliga a las empresas y organizaciones a cuidar muy bien tus datos. Tienen que usar sistemas de seguridad para protegerlos y evitar que caigan en manos equivocadas.

  4. Derechos digitales: Además de proteger tus datos, la ley también te garantiza derechos en el mundo digital. Por ejemplo, tienes derecho a desconectar del trabajo fuera de tu horario laboral, a no ser discriminado por sistemas automáticos que toman decisiones basadas en tus datos, y a la educación digital.

Como ves, es mucha la protección que intenta conseguir la LOPD. Sin embargo, ¿realmente cubre CUALQUIER dato sobre ti?, veámoslo…

¿Qué datos son objeto de protección por parte de la LOPD?

La LOPD protege la información que te identifica o te hace identificable. Tu nombre, tu número de teléfono, tu dirección, tu correo electrónico, tus fotos y hasta lo que te gusta o no te gusta.

Esta ley se asegura de que todo esto esté seguro y que solo lo usen las personas o empresas que tú quieras y de la manera que tú permitas.

Piensa en ello como si tuvieras una caja fuerte para guardar todos los detalles que te identifican en el mundo digital. Esta ley cuida que nadie pueda abrir esa caja sin tu permiso.

Si alguien quiere usar esa información, primero debe decirte para qué la necesita, cómo la va a usar y además, tú tienes el poder de decir "sí" o "no". Y, si cambias de opinión, puedes hacer que dejen de usar tus datos.

¿Qué diferencia hay entre LOPD y RGPD?

El RGPD es como un gran paraguas que protege tus datos en toda Europa, mientras que la LOPD ajusta y añade ciertas reglas específicas para que esa protección funcione de la mejor manera posible en España. Te lo desarrollamos un poco más, para que entiendas el porqué:

El RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es una normativa europea que se aplica en todos los países de la Unión Europea. Su objetivo es proteger la privacidad y los datos personales de los ciudadanos europeos, no importa donde se encuentren esos datos en el mundo.

El RGPD establece reglas claras sobre cómo se deben recoger, almacenar y compartir los datos personales, y da más control a las personas sobre su propia información personal.

Por ejemplo, bajo el RGPD, las empresas necesitan tu permiso explícito para usar tus datos y debes poder acceder fácilmente a tus datos o pedir que se eliminen si lo deseas.

Por otro lado, la LOPD o Ley Orgánica 3/2018, como ya supondrás, es una ley española que adapta y complementa el RGPD dentro de España. Esta ley tiene el mismo objetivo de proteger los datos personales y la privacidad de las personas en España, pero añade algunas especificaciones y medidas propias del contexto español.

Por ejemplo, la LOPD incluye disposiciones sobre cómo deben actuar las administraciones públicas españolas en relación con los datos personales y establece derechos digitales específicos, como el derecho a la desconexión digital en el trabajo o el derecho al olvido en buscadores y redes sociales dentro de España.

Sabemos que cuesta un poco ver la diferencia entre ambas normativas, pero esperamos que te haya quedado más claro: El RGPD es más general para Europa (y nos afecta), y la LOPD es específica de nuestro país.

¿Cómo se estructura la LOPD?

Para que puedas hacerte una idea de todo lo que te espera al aprenderte esta ley, aquí tienes un pequeño índice con cada uno de los títulos y qué contenido tiene cada uno, a grandes rasgos:

  1. Título I - Disposiciones generales: Aquí se habla de para qué sirve la ley: adaptar normas españolas al GDPR y proteger tus datos personales y derechos digitales. También menciona cómo se manejan los datos de personas fallecidas, permitiendo que sus familiares o herederos puedan gestionarlos.

  2. Título II - Principios de protección de datos: Se enfoca en cómo se deben manejar los datos personales, resaltando la importancia de la precisión de los datos y el consentimiento de las personas para usar sus datos. También se establece la edad mínima (14 años) para que los menores puedan dar su consentimiento sobre el uso de sus datos.

  3. Título III - Derechos de las personas: Trata sobre el derecho a ser informado sobre cómo se usan tus datos (transparencia) y otros derechos como el acceso, rectificación, supresión (derecho al olvido), oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos.

  4. Título IV - Disposiciones aplicables a tratamientos concretos: Aquí se habla de casos específicos donde se pueden usar los datos personales, como por motivos de interés legítimo, seguridad pública, videovigilancia, entre otros.

  5. Título V - Responsable y encargado del tratamiento: Explica las responsabilidades y obligaciones de quienes manejan datos personales (empresas, organizaciones, etc.) y cómo deben proteger esos datos.

  6. Título VI - Transferencias internacionales de datos: Se refiere a cómo se deben manejar los datos cuando estos se envían fuera de la UE, asegurando que se mantienen protegidos.

  7. Título VII - Autoridades de protección de datos: Habla sobre la Agencia Española de Protección de Datos (o AEPD) y otras autoridades autonómicas, y cómo deben trabajar para proteger los datos personales.

  8. Título VIII - Procedimientos en caso de posible vulneración de la normativa de protección de datos: Establece cómo se deben gestionar las situaciones donde se pueda haber vulnerado la ley de protección de datos.

  9. Título IX - Régimen sancionador: Define las infracciones y sanciones por no cumplir con la ley, diferenciando entre infracciones muy graves, graves y leves.

  10. Título X - Garantía de los derechos digitales: Se centra en los derechos digitales como la neutralidad de la red, acceso universal a internet, seguridad digital, educación digital, y protección de menores en internet, entre otros.

Concluyendo

Como ves, la LOPD, aunque tiene su complejidad, ahora queda mucho más claro de qué va y qué puedes esperar encontrarte al estudiarla un poco más a fondo. Si estás preparando alguna oposición, pásate por nuestras formaciones (te ponemos un ejemplo de Correos aquí abajo). Si solo quieres saberte la ley, seguramente te sea muy útil nuestro curso de técnicas de estudio Memoria Ninja. ¡Nos vemos dentro!



¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.