Ansiedad al exponer una presentación ¿qué hacer?

Ansiedad al exponer una presentación ¿qué hacer?

4

4

minutos de lectura

minutos de lectura

Ansiedad al exponer una presentación ¿qué hacer?

4

minutos de lectura

La ansiedad al exponer es algo que le ocurre a la mayoría de los estudiantes. El miedo a hablar en público o a equivocarte pueden jugarte una mala pasada fácilmente en este tipo de situaciones. La ansiedad es muy habitual cuando nos enfrentamos a un examen, ya sea en la oposición, en el instituto o en la universidad. Sin embargo, es una habilidad que necesitas potenciar, porque es probable que te enfrentes a lo largo de tu vida varias veces a ella. 

¿Qué hacer para superar la ansiedad al exponer? Lo cierto es que no es una tarea sencilla y cada persona es un mundo. Aún así, en Formación Ninja sabemos que puede llegar a ser muy importante para ti lograr tranquilizarte durante tu exposición. Por eso, en este artículo, hemos recopilado algunos trucos que te pueden ayudar. Quédate, que esto te interesa.

La importancia de la preparación

Preparar bien tu exposición te ayudará muchísimo a vencer la ansiedad. Al fin y al cabo, si te la sabes vas a sentirte más seguro de ti mismo y más confiado. Por el contrario, si tienes la sensación de que podrías olvidar algo o de que no tienes todo bajo control, es probable que la ansiedad sea mayor y que acabe pasándote factura.


Practica en casa

Para llevar bien preparada la presentación puedes practicarla en casa. Nosotros te recomendamos que te grabes para que luego puedas verla e identificar los errores. Además, puedes ponerte la grabación mientras vas a clase o mientras haces deporte. De esta manera, la repasarás más veces y te la aprenderás mejor.


Lleva material de apoyo

¿Has pensado en hacer una presentación? ¿Podrías llevar imágenes para ilustrar tu presentación? El material de apoyo es muy útil para reducir la ansiedad porque te permitirá recordar con mayor facilidad el contenido de tu presentación. Además, si los materiales están bien organizados y estructurados, serán un apoyo mayor. No importa que, en un momento dado, te pierdas. Siempre puedes mirar tus diapositivas y recuperar el hilo.


Anticipa las preguntas

¿Tienes que enfrentarte a una ronda de preguntas al terminar tu exposición? Enséñasela a tu familia y amigos y trata de averiguar qué preguntas te harían ellos. De esta manera, podrás anticipar las preguntas del público y llevarlas preparadas.


memoria ninja


Medita y aprende a controlar la respiración

Una respiración adecuada es una buena herramienta para controlar el estrés y la ansiedad. En momentos de tensión, puede resultar difícil controlar la respiración. Lo cierto es que si aprendes meditando cada día, es probable que sepas capaz de respirar de forma tranquila y relajada en momentos de mayor tensión. El yoga también puede ayudar.

Respiración profunda

La respiración profunda es una de las mejores técnicas para calmar la ansiedad. Te recomendamos que busques un lugar tranquilo antes de tu exposición donde acomodarte. Coloca una mano en tu pecho y la otra en el abdomen. Después, inhala el aire profundamente por la nariz y llena tus pulmones progresivamente hasta que los sientas completos. Tu cuerpo se relajará al instante.

Respiración cuadrada

La respiración cuadrada es otra forma rápida y sencilla de relajarse. Consiste en seguir cuatro pasos básicos: inhalar, retener, exhalar y retener. Todos ellos deben durar un total de cuatro segundos. Esta técnica, además, te ayudará a concentrarte mejor.

Por si te sirve, te dejamos por aquí este vídeo sobre cómo controlar los nervios en los exámenes. Seguro que algún consejo puede ayudarte:

Haz visualizaciones constantes

La visualización consiste en imaginar en tu mente una situación concreta. Puede servirnos para transportarnos mentalmente a otro lugar y aumentar nuestra paz y nuestra tranquilidad, pero también es muy útil para representarnos a nosotros mismos superando exitosamente una situación. 

Puedes utilizar las visualizaciones como una herramienta para superar el estrés antes de una exposición. Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos e imagínate a ti mismo exponiendo delante del público. ¿Cómo es la habitación? ¿Qué hacen los asistentes? 

Lo importante es que te imagines teniendo éxito y manejando la situación. Repite esta visualización todas las veces que haga falta. Verás que el día de la exposición te sentirás mucho menos estresado y ansioso.

Pon foco en el mensaje

Uno de los grandes errores cuando exponemos es fijarnos en el público o en los examinadores. Esto puede hacer que nos distraigamos o que incluso nos demos cuenta de detalles sin importancia que puedan ponernos nerviosos: ¿Por qué escribe el profesor en su hoja? ¿Por qué sonríe la chica de la tercera fila? ¿Están todos mirando mi pantalón? ¿Estará manchado?

Nuestro foco de atención determina lo que hacemos con las situaciones que nos toca afrontar. En una exposición, lo mejor es que te centres en ti y en lo que estás contando. Procura no establecer contacto visual con nadie en concreto, simplemente mira a tu auditorio.

Mueve el cuerpo

Los movimientos corporales nos ayudan a eliminar el estrés y la ansiedad. ¿Cómo? Muy sencillo. Te contamos a continuación algunas técnicas.

Técnica del anclaje

Consiste en asociar un movimiento corporal con una sensación positiva. Por ejemplo, puedes cruzar los dedos mientras te imaginas superando con éxito la exposición. Así, cuando repitas este movimiento, sentirás mayor seguridad.

Movimientos corporales para liberar la tensión

El ejercicio, la danza o el baile son grandes liberadores de tensión. El movimiento del cuerpo ayuda a soltar el estrés y la ansiedad. Puedes realizar estiramientos justo antes de tu exposición o mover las piernas y los brazos suavemente. Verás que empiezas a sentirte mucho mejor.

Lenguaje corporal

Ten en cuenta que tu lenguaje corporal puede transmitir tu estado de nervios. Por eso es conveniente que, por otra parte, le prestes especial atención. Intenta en este sentido que tu postura sea erguida. No cruces los brazos o las piernas, puedes parecer enfadado o a la defensiva.

Sé realista

Todos sentimos cierto grado de nerviosismo cuando nos enfrentamos a una exposición. Estar nervioso es lo más normal, simplemente es importante que esos nervios no te impidan llevarla a cabo exitosamente. Sé amable contigo mismo y ten en cuenta que eres capaz de tolerar niveles de ansiedad adaptativos. 

Ahora que ya conoces algunas técnicas, puedes enfrentarte a tus exposiciones con éxito. En Formación Ninja sabemos lo importante que es no parar de aprender durante toda nuestra vida. Conoce nuestras formaciones y consigue tus metas profesionales mejorando tu aprendizaje. Te estamos esperando.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.