Memoria a corto plazo: ¿cómo nos ayuda?

Memoria a corto plazo: ¿cómo nos ayuda?

9

9

minutos de lectura

minutos de lectura

Memoria a corto plazo: ¿cómo nos ayuda?

9

minutos de lectura

¿Quieres aprender cómo funciona tu memoria? Aquí tienes un artículo completo con todo lo que quieras saber sobre la memoria a corto plazo.

¿Qué es la memoria a corto plazo?

La memoria a corto plazo, acotada a veces como MCP, es la responsable de que retengas durante un breve período de tiempo la información que acabas de obtener. Gracias a ella estás entendiendo esta frase. Trabaja aunque la información no sea relevante para ti, ya que aún no has podido seleccionar lo que más te interesa.

Características de la memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo tiene dos características muy concretas, que pueden variar en función de la capacidad de la persona y la situación:

  • Capacidad limitada: Generalmente, la cantidad de información que puedes recordar a corto plazo es muy limitada. De hecho, en el caso de los números esto es medible: Cuando te dan un número de teléfono, que puede ser de 9 o más números, ten por seguro que normalmente vas a recordar solamente 7. Cada persona tiene una capacidad distinta de memoria a corto plazo, pero siempre tiene un límite con el que todos nos topamos.

  • Duración finita: Otra característica que es la que le da nombre es la corta duración de este tipo de memoria. Para pasar esta información a los almacenes de largo plazo normalmente disponemos de solo 30 segundos. A partir de entonces empezarás a perder datos.

Tipos de memoria a corto plazo

En este apartado te vamos a explicar las diferencias entre la memoria a corto plazo y otros tipos de memoria que son diferentes.

Diferencias entre la memoria a corto plazo y memoria a largo plazo

Las diferencias entre memoria a corto y largo plazo son bastante evidentes:

La memoria a largo plazo (también conocida como MLP) no tiene las limitaciones de MCP, ya que ahí es dónde va a parar toda la información que ha sido grabada anteriormente en MCP y que ha sido seleccionada como importante o relevante. 

De hecho, la MLP es capaz de retener cualquier volumen de información, normalmente para toda la vida. Sin embargo, es necesario que antes de todo eso la información haya pasado por varias fases. Primero se retiene la información percibida mientras se procesa, ahí es donde entra en juego la MCP. 

Podríamos hacer un paralelismo con el hardware de los ordenadores: La MCP sería como la memoria RAM, que es con la que trabaja el procesador; mientras que la MLP sería como la memoria del disco duro, el lugar donde se guarda toda la información almacenada.

Para poner dos ejemplos reales y que quede muy clara la diferencia:

  • MCP: Para recordar las últimas palabras de una conversación en los últimos minutos

  • MLP: Para recordar todo el temario de tus oposiciones. Una memoria no podría vivir sin la otra y por eso nuestro cerebro está diseñado así.

Memoria inmediata y memoria corto plazo

Llamamos memoria inmediata a la memoria a corto plazo cuando estamos clasificando los distintos tipos de memoria según su duración. 

Cuando decimos memoria inmediata, por tanto, hacemos referencia a la inmediatez, a la corta duración de menos de un minuto, que tiene la memoria a corto plazo. En este corto período de tiempo es en el que podemos procesar la información y seleccionar lo que es importante. 

Como verás en el resto de nuestros artículos, hay muchas formas en las que se ha clasificado la memoria en diferentes modelos y teorías, y es normal que haya cierta confusión entre conceptos. Para eso estamos nosotros. 

Memoria a corto plazo y memoria operativa o memoria de trabajo

Aunque se las menciona como si fueran lo mismo, no es equivalente solo almacenar la información a trabajar con ella. Por eso, hay que hacer una distinción entre memoria a corto plazo y memoria operativa o de trabajo. 

En el caso de la memoria a corto plazo, actualmente solo se considera como la capacidad de almacenar la información dentro de un compartimento, en un lapso corto de tiempo.

En cuanto a la memoria operativa o de trabajo, estamos refiriéndonos a las estructuras o procesos usados para seleccionar y trabajar con la información que tenemos al alcance. 

De esta manera, cuando nos referimos a la memoria de trabajo no estamos hablando de un simple lugar donde metemos todos nuestros recuerdos, sino que vamos mucho más allá. Manipulamos y actualizamos constantemente esa información. 

Tanto una como otro tipo de memoria son indispensables para realizar cualquier tarea. 

Ejemplos de memoria a corto plazo

¿No acabas de tener claro cómo funciona la memoria a corto plazo? Aquí tienes unos cuantos ejemplos donde cada día tienes que ponerla en práctica, entenderás por qué es tan importante. 

Durante las conversaciones

Cuando estás hablando con otra persona, para estar presente dentro de la conversación necesitas recordar la información sobre lo que se está diciendo y el contexto en el que estáis. Se recuerda también el inicio de una frase que se está diciendo. 

De esta forma, es como entiendes las frases y argumentos que debatís. En otras palabras: Es gracias a la memoria a corto plazo que podéis entenderos mutuamente. Como es lógico, después de terminar de entender el mensaje de esta información para poder responder, esto suele eliminarse de tu cerebro. 

Leyendo

De forma muy similar a como lo hacemos durante las conversaciones, la MCP también nos ayuda a entender todo un texto gracias a la información que se ha conseguido antes y que podemos recordar. 

Sin memoria a corto plazo, seríamos incapaces de leer o estudiar

Por supuesto, lo mismo ocurre con las frases y se evidencia el uso de este tipo de memoria cuando una frase es tan larga que nos perdemos, precisamente por este límite que tiene. Por eso es importante escribir frases cortas cuando la información es compleja y queremos que nos entiendan.

Recordar datos clave

Cuando quieres recordar algún dato importante y te lo dicen podrías jurar que lo recuerdas con exactitud. Sin embargo, si no lo apuntas enseguida lo perderás. Esto es debido a la incapacidad de la MCP para recordar durante más de un minuto. 

Es gracias a la memoria a corto plazo que podemos realizar muchas tareas durante el día a día, y no podrías ni apuntar un número de teléfono si no fuera por ella. 

Memoria a corto plazo y estudio

Ha quedado clara la importancia de la memoria a corto plazo para el estudio. Gracias a ella puedes sentarte a leer un artículo como este o un documento que tengas que aprenderte y retener la información suficiente tiempo como para entenderla. 

A pesar de sus aparentes limitaciones, la memoria a corto plazo forma un pilar fundamental en tu estudio. Por tanto, es vital dominarla y conocerla aún mejor cuando quieres memorizas más rápido o preparar una oposición con éxito. 

Cómo medir la memoria a corto plazo

¿Es posible saber cómo es nuestra memoria a corto plazo? ¿Podemos medirla? Lo cierto es que sí. Hoy en día contamos con pruebas que nos permiten medir la memoria a corto plazo y saber su capacidad: los llamamos test neuropsicológicos. 

Además, este tipo de ejercicios no solo nos dan información sobre la memoria a corto plazo, sino que también son muy útiles para conocer si existe alguna enfermedad a nivel cerebral. Mediante estas pruebas podemos conocer también cómo aprende mejor cada persona: de manera visual o mediante la repetición verbal. 

Existen diferentes exámenes y test. No obstante, algunos de los más famosos y que más se utilizan son estos: 

  • Escala de Memoria Wechsler-IV: se trata de una prueba recomendada para personas entre 16 y 89 años, especialmente si hay sospecha de enfermedad neurológica o algún tipo de daño cerebral. Se compone de seis pruebas que permiten saber cómo es la memoria auditiva, visual, inmediata, demorada y de trabajo visual de una persona. 

  • Test de Figuras Complejas de Rey: ¿serías capaz de copiar una figura que acabas de ver? En eso consiste el test de Figuras Complejas de Rey - Osterrieth, una prueba muy útil para conocer cómo es la memoria verbal de una persona. 

  • Test de reproducciones visuales: el test de reproducciones visuales, también conocido como test de retención visual de Benton, es ideal para conocer la memoria visual de una persona. Consiste, esencialmente, en que el individuo sea capaz de reproducir (preferiblemente de memoria) un conjunto de imágenes que se le muestran. 

Problemas de memoria a corto plazo, ¿qué provoca?

A veces no valoramos algo hasta que lo perdemos. En el caso de la MCP no es diferente. Como es lógico, todos los ejemplos que hemos puesto del uso de memoria a corto plazo no serían posibles si no funcionase bien. 

La falta o fallo de memoria a corto plazo, que suele estar asociada con la edad, puede provocar problemas muy serios en la vida de las personas. Tanto, que pueden llegar a ser incapacitantes. Los problemas de MCP están presentes en enfermedades como: 

  • Alzhéimer: Junto a otras muchas consecuencias del deterioro cognitivo, en la enfermedad del alzhéimer también se ve afectada la memoria a corto plazo.

  • Afasia: Las personas con afasia, es decir, que les cuesta o les es imposible comunicarse, hablar o comprender palabras suelen tener también problemas de memoria a corto plazo. Al no poder retener suficiente tiempo la información, tampoco tienen fácil el recuerdo de los nombres de cosas y personas.

  • Esquizofrenia: En los enfermos de esquizofrenia, la memoria a corto plazo está afectada como parte de los déficits cognitivos relacionados con la enfermedad. Este problema es muy evidente cuando se evalúa la capacidad de la persona para percibir el paso del tiempo. 

  • Trastorno de estrés postraumático: En este trastorno de origen emocional, lo que está más afectado es la atención y el procesamiento cognitivo. Esto influye también en la capacidad de la persona para recordar hechos muy recientes, puesto que estos no pasan por el proceso debido a la falta de atención.

Al no poder recordar lo que pasa a corto plazo, la persona es incapaz de procesar correctamente cualquier información. 

¿Qué afecta a la memoria a corto plazo?

A veces puedes sufrir ciertas pérdidas en tu capacidad para retener la información a corto plazo, esto puede ser causado por diferentes condiciones: 

  • Alteraciones del ánimo: Al estar estresado, ansioso o deprimido durante un tiempo excesivo, tu capacidad cognitiva puede disminuir con lo que la MCP también puede acabar afectada.

  • Accidentes y traumatismos: Como cualquier función del cerebro, al tener un traumatismo, un problema de riego o un tumor, donde la zona está afectada físicamente, la memoria a corto plazo podría fallar.

  • Falta de alimentos: Como es natural, si comes bien tendrás más energía y podrás recordar mejor.

  • Falta de descanso: La memoria y el descanso están íntimamente relacionados, eso te lo puede confirmar cualquier persona con insomnio o apnea. Dormir mal o insuficiente es sinónimo de tener siempre una menor capacidad para memorizar y recordar cualquier información, por eso siempre decimos que el descanso en las oposiciones es tan importante.

Cómo trabajar la memoria a corto plazo

¿Quieres mejorar tu memoria a corto plazo? ¡La verdad es que puedes hacerlo! Aquí tienes algunos consejos para potenciarla, y es que la puedes entrenar:

  • Recuerda pequeños datos: Datos para los que hasta ahora eras dependiente de la tecnología. Tal es el caso de la memorización de números de teléfono. Intenta aprenderte de memoria el teléfono de tus padres o familiares, así como sus fechas de cumpleaños.

  • Lee cada día: Al leer a menudo también estás practicando tu capacidad de memoria a corto plazo. Con 10 minutos al día puede ser suficiente, aunque te garantizamos que vas a querer leer más con el tiempo.

  • Meditar: Está relacionado con la mejora de tu memoria a corto plazo, así como tu capacidad de atención.

  • Tener una vida sana: Ejercitarte y comer de forma sana también juegan un papel fundamental en tu capacidad para recordar a corto plazo. Piensa que si tienes un cuerpo sano, tus funciones estarán mucho mejor preparadas para dar todo su rendimiento ante lo que te espera.

Ejercicio para evaluar tu memoria a corto plazo

Hay un ejercicio que te puede venir muy bien para trabajar sobre tu memoria a corto plazo y que además puedes usar para evaluar tu capacidad actual. Se llama span de dígitos y se suele usar en los experimentos para realizar pruebas sobre esta capacidad. 

Ante ti saldrán entre 3 números aleatorios durante unos segundos. Cuando desaparezcan, deberás introducirlos en una casilla de respuesta. Si has respondido bien, se te mostrará la siguiente serie, que tendrá un número más. Cuando cometas una equivocación se habrá acabado el test. 

Aquí tienes el test de memoria a corto plazo

¿Qué te parece todo lo que has aprendido hoy sobre la memoria a corto plazo? ¡Entrénala, vuélvete más efectivo y así aprovecha al máximo todas las horas de estudio! Aprende a aumentarla para conseguir aprobar tu oposiciones. ¿A qué esperas?

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.