Cómo acceder a la universidad siendo mayor de 25 años

Cómo acceder a la universidad siendo mayor de 25 años

4

4

minutos de lectura

minutos de lectura

Cómo acceder a la universidad siendo mayor de 25 años

4

minutos de lectura

Hay personas que, por diferentes motivos, no pudieron o no quisieron acceder a la universidad cuando acabaron los estudios en el instituto. En estos casos, todavía es posible cursar una carrera, aunque el sistema de acceso varía un poco. ¿Cómo acceder a la universidad para mayores de 25? Seguro que si es tu caso, te habrás hecho esta pregunta. 

En Ninja enseñamos a nuestros alumnos a aplicar técnicas de estudio y ser eficientes en su aprendizaje. Sabemos que muchos de ellos se encuentran en la universidad, preparan opos, o incluso están pensando en acceder a una carrera. Por eso en este artículo te vamos a contar exactamente qué tienes que hacer si quieres entrar a la universidad con más de 25 años.

¿Cómo acceder a la universidad con más de 25 años?

La forma de acceder a la universidad con 25 años es superando una prueba de acceso. Esta se convoca de manera anual y se realiza generalmente en los últimos meses del curso. Es competencia de cada universidad convocarla y, aunque consta de unas partes más o menos genéricas para todas, los exámenes pueden variar algo de una a otra. Además, obviamente tendrás que tener los 25 años cumplidos para poder acceder a esta prueba.

No existe un número máximo de pruebas a las que te puedas presentar. De hecho, si quieres y no te coinciden los exámenes, puedes ir a diferentes universidades y probar suerte con más de una. Así, aumentarás tus posibilidades de aprobar. 

Por otra parte, si necesitas una nota demasiado alta y no la consigues a la primera, puedes volver a presentarte aunque ya hayas aprobado. Te guardarán la nota más alta cada año, así que no tienes que preocuparte si en una de tus convocatorias suspendes. 

¿Cómo es la prueba de acceso?

Ten en cuenta que es conveniente que busques cómo es la prueba de acceso en la universidad en la que vas a presentarte. Además, la mayoría tienen un repositorio de exámenes de otros años para que puedas practicar. No obstante, todas se componen más o menos de las mismas partes, así que vamos a verlas. 

Parte general

La parte general hace referencia a las asignaturas de las que deben examinarse todos los candidatos. El objetivo es, entre otras cosas, conocer tus capacidades de expresión, redacción, corrección gramatical y ortográfica, etc. Generalmente, esta prueba se va a componer de tres ejercicios: 

  • Un comentario de texto. El comentario de texto consiste en analizar en profundidad el nivel textual y gramatical de un determinado fragmento. Además, también es necesario saber qué tipo de texto es, así como sus componentes y estructura. 

  • Un examen de lengua castellana. El nivel es el de 2 de bachillerato, por lo que tendrás que tener un dominio completo de sintaxis, y también conocer las principales obras y autores de nuestra literatura. 

  • Un examen de lengua extranjera, que puede ser inglés, alemán, francés, italiano… también se pide un nivel de bachillerato, que es, para que te hagas una idea, aproximadamente un B1. 

Parte específica

La parte específica hace referencia a las materias por las que va a optar el candidato a la hora de examinarse. Tendrán que estar relacionadas con la carrera que quieras cursar, de manera que si estás pensando en hacer medicina, lo lógico será que te examines de la rama de Ciencias de la Salud. Si, por el contrario, quieres estudiar por ejemplo historia, optarás por la rama de Artes y Humanidades. Las diferentes áreas que se contemplan son las siguientes: 

  • Arte y Humanidades

  • Ciencias

  • Ciencias de la Salud

  • Ciencias Sociales y Jurídicas

  • Ingeniería y Arquitectura

Ahora bien, las asignaturas que componen cada rama dependen de la universidad por la que te presentes. Procura leer bien cuáles te exigen antes de ponerte a estudiar. Por ejemplo, en Arte y Humanidades puedes encontrar materias como historia de España, geografía; en Ciencias encontrarás matemáticas, química; en Ciencias de la Salud, química o biología… 

Consejos para preparar tu prueba de acceso

Ahora que ya sabes de qué partes se compone la prueba de acceso, te damos algunos truquillos y tips para que te resulte más fácil prepararla. Toma nota, a nuestros alumnos les funcionan realmente bien. 

Planifícate

Planificar es clave si vas a pasar muchos meses estudiando para un examen. En el instituto tenemos exámenes cada quince días, así que organizarse es relativamente fácil. Pero estamos hablando de meses y meses estudiando antes del examen: es facilísimo planificar mal y dejar cosas sin estudiar. 

Haz repasos

Una de las claves de tu planificación son los repasos. Es la única manera de no olvidar lo que estudiaste los primeros meses. Emplea el método que mejor te funcione, pero no descuides esta parte. 

Utiliza técnicas de estudio

Las técnicas de estudio son básicas para aprender. Por eso en Ninja enseñamos a nuestros alumnos a aplicarlas: jerarquía de colores, código fonético, palacio de la memoria… Maqueta tus apuntes para recordarlos mejor. 

Haz simulacros

Muchas unis tienen repositorios con exámenes de otros años. Cuando ya tengas controlado el temario, lo ideal es que lo hagas como si fuera el examen real, y prestes atención a los fallos que has cometido. 

Aunque entrar a la uni mediante la prueba de acceso para mayores de 25 años no es sencillo, sí es posible. Con nuestras formaciones aprenderás a aplicar las técnicas de estudio que necesitas a tu temario. De esta manera, te resultará mucho más fácil memorizarlo, e integrarás de manera más rápida y eficiente los conceptos más complejos. Hemos acompañado ya a miles de estudiantes en sus objetivos académicos. ¡Te esperamos!

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.

¿Quieres empezar a competir por tu plaza?

Únete a Ninja y empieza a sacar ventaja al resto de opositores. Tu academia all in one.