La técnica pomodoro para estudiar oposiciones [Guía completa]

técnica de estudio pomodoro

¿Quieres conocer la CLAVE para superar a tu competencia en productividad? En esta guía que te hemos preparado con mucho mimo vas a conocer todos los secretos sobre cómo usar la técnica Pomodoro para estudiar oposiciones

¡Nosotros ya llevamos tiempo aplicándola y es lo mejor que nos ha pasado! Sigue leyendo para saber más.

El método de estudio Pomodoro, ¿en qué consiste?

Seguramente, cuando hemos dicho pomodoro te habrás quedado con cara de póker, y si sabes italiano mucho más porque en italiano eso significa tomate. Te explicamos más para que lo entiendas.

Este método de estudio fue creado precisamente por un estudiante como tú y como yo, llamado Frascesco Cirillo, que usó un temporizador de esos típicos de cocina en forma de tomate para motivarse a estudiar. 

En realidad esta técnica es muy sencilla, porque solo consiste en dividir tu tiempo con una estrategia o proporción concreta. Así sería la estructura:

  1. Escoges una tarea que quieres completar
  2. Preparas un temporizador (con alarma) y lo pones a 25 minutos
  3. Trabajas sin parar en esa tarea hasta que suene la alarma. Cuando suene, habrás completado un “pomodoro”
  4. Tomas un descanso de 5 minutos, lo que se podría llamar un descanso, descanso corto o micro-descanso.
  5. Repites el proceso
  6. Al llevar 4 pomodoros, tomas un descanso de 15–20 minutos. A este lo podemos llamar descanso largo.

¡Y ya está, es así de sencillo!

Aunque no lo parezca, este sistema de productividad fue un gran descubrimiento, puesto que es una gran ayuda en los tiempos que corren, en los que estamos todo el día distraídos. En realidad, lo que estás consiguiendo con esta división del tiempo es, en general, recuperar el control sobre tu eficiencia y concentración.

No es por nada que millones de personas lo usan hoy en día. Sin embargo, lo malo es que muchos se quedan con solo esta información y así pretenden mejorar su productividad, pero la verdad es que el arte del pomodoro está en el cómo se aplica

¿Cómo estudiar con la técnica pomodoro?

Al usar esta técnica debes tener en cuenta estos consejos para sacarle el máximo partido.

Concéntrate en una sola cosa

La base de la técnica pomodoro y el sentido que tiene está en que te centres en solo una tarea. No debes permitirte tener distracciones mientras estás enfocado durante tus 25 minutos. Eso significa que nada de móviles, ordenadores, televisores ni cualquier otra cosa que te pueda restar foco. 

En este momento estás centrándote en la tarea que quieres terminar, y debes tomarte estos 25 minutos como algo sagrado. Esta es una norma esencial sin la cual el pomodoro no funcionará, perderá su sentido, así que tenlo muy en cuenta. 

Si vives con otras personas que tienden a interrumpirte, déjales claro que vas a necesitar la máxima concentración posible y si hace falta háblales sobre este método. Quién sabe, tal vez ellos también quieran apuntarse a probarlo. 

Es importante que tengas siempre recursos y herramientas para evitarte distracciones. Un truco que funciona muy bien es tener a tu lado siempre una hoja en blanco por si se te ocurren ideas o tareas para hacer, aunque sean tonterías. 

Si apuntas todo eso en la lista, luego podrás repasarla o hacer lo que quieras cuando estés en tus descansos largos. ¡Ahora lo que toca es trabajar!

Cuando descanses, descansa de verdad

Descansar bien es lo segundo más importante de esta técnica, o te desgastarás. Durante el descanso es importante que desconectes de la tarea que estabas haciendo, sin embargo hay un par de matices. 

Debes tener en cuenta que el descanso es para recuperarte, pero tampoco puede ser un momento en el que pierdas todo el hilo de lo que estabas haciendo. Si pretendes dividir una gran tarea en varios pomodoros es importante que durante los descansos cortos no hagas algo que te desconecte completamente. 

Un buen descanso corto sería, por ejemplo, irte a otra habitación y cerrar los ojos, dejando la mente en blanco o ponerte música instrumental. La idea es que tu mente entre en estado de stand by para regenerarse, no que la estimules con videojuegos o cosas similares. 

Por supuesto, cuando lleves cuatro pomodoros te apetecerá desconectar un poco, así que durante el descanso largo ya podrás hacer lo que quieras, ya sea esto pasear al perro, comer, hablar con tus amigos, etc. 

¡Respeta esos 20 minutos! No son pocas las ocasiones en las que te verás tentado a alargar el descanso. Si ves que estás muy cansado, puedes intentar alargarlo a 30 minutos. 

En el caso de que notes que la cosa va más allá y te empiezas a marear o algo parecido será mejor que no fuerces a la máquina. Sí, es importante que te concentres, pero también nos importa tu salud. 

Prepara una lista

Una de las mejores cosas de usar la técnica Pomodoro durante un tiempo es que puedes acabar siendo capaz de prever la cantidad de tareas que puedes hacer durante el día, sabiendo cuántos pomodoros vas a tardar en cada una. 

Por eso, es interesante que antes de empezar con tu sesión prepares una lista con todas las cosas que quieres hacer. Tal vez ese día quieres dedicarlo a subrayar, repasar y realizar esquemas. La idea es que lo hagas todo en el orden lógico y priorizando siempre las tareas más importantes primero. 

En el caso de que tengas muchas tareas en mente, no te preocupes, es normal al principio. Tú haznos caso y hazte un ránking con todo lo que quieres hacer.

Al aplicar esta técnica, te darás cuenta de que eres mucho más eficiente de lo que crees, y verás como acabas poco a poco con todo lo que tienes pendiente.

Usa un buen temporizador

El complemento obligatorio al aplicar esta técnica es tener un buen temporizador que te permita controlar bien el tiempo para poder hacer los pomodoros como debes. Más adelante en este artículo tienes varias opciones de aplicaciones de pomodoro para cualquier plataforma, pero puedes empezar usando el cronómetro de tu móvil

Prepara tus oposiciones con el método pomodoro

¿Sabes por qué el método pomodoro es tan ideal para las oposiciones? La realidad es que, como bien sabes, estudiar es una tarea intensa, exigente y pesada. Dadas las largas horas que tendrás que pasarte estudiando, esta técnica es ideal. 

El hecho es que, como ya te hemos explicado, esta técnica fue originalmente pensada por un estudiante, precisamente para estudiar ¿En qué otro momento se estudia más que durante las oposiciones? Está claro que en ningún otro, ¡por lo que el método pomodoro es tu salvación!

El hecho de que lo vas a aplicar en tus oposiciones te permitirá ser mucho más eficiente, porque tu cerebro se adaptará más fácilmente al ritmo de trabajo que le propongas, si eres constante. Al tener esta técnica, la cosa irá mucho más fluida cuanto más tiempo lleves aplicándola, porque le estarás dando una estructura de estudio

Aplicado a oposiciones, este método podría ir de la siguiente manera: 

  1. Haz una lista general con todas las etapas que tienes pensado pasar durante tus oposiciones (dependiendo de tu método de estudio).
  2. Subdivides estas tareas en otras más pequeñas, hasta que veas que las puedes cumplir en un tiempo determinado. Si pueden hacerse en uno o varios pomodoros, mejor, pero la idea puede empezar por tener un plan general e irlo concretando según la tarea.
  3. Sé estratégico y reparte tus tareas según el orden en el que crees que vas a tener que realizarlas. Ten en cuenta que en algún momento es posible que tengas que cambiar el orden.
  4. Al sentarte delante del temporizador, escoge una tarea para ese día.
  5. ¡Pon el temporizador en 25 minutos y a empezar!
  6. Si has completado una tarea, es hora de tacharla y olvidarte de ella
  7. ¡Pomodoro completado! Haz tu descanso de 5 minutos (de 20 minutos si llevas 4 pomodoros)
  8. Al descansar, aplica los principios que te hemos explicado. Consigue que tu cerebro descanse durante tus duras jornadas
  9. Al acabar el día, haz lo que nosotros llamamos un diario metacognitivo: observa cuánto has logrado hacer con tus pomodoros. Si has tenido distracciones analiza a qué se han debido, y aprende cada día de tus errores.
  10. También te aconsejamos que prepares la lista de lo que vas a hacer mañana, teniendo en cuenta lo que has conseguido y lo que te queda por hacer, así como las ideas y necesidades que te han surgido hoy.
  11. ¡Repite esto cada día hasta dominar todo el temario!

Verás que es muy placentero tachar tareas, ¡hasta adictivo! Te explicamos todo lo que puede aportarte esta técnica en el próximo apartado. 

Beneficios de estudiar con la técnica pomodoro

Si por algo estamos recomendándote esta técnica, es por sus beneficios. En el siguiente video te hablamos de ellos y de como aplicarla.
 


Te hace más eficiente

La ventaja más evidente de usar la técnica pomodoro es la eficiencia que consigues. Serás más eficiente porque tienes una meta concreta: trabajar intensamente durante 25 minutos, enfocado 100% en una sola tarea. Es lógico que notes cierta presión durante tu tiempo de estudio, eso hará que te esfuerces más y al final saques más partido de tu tiempo

Notarás que al principio te cuesta un poco adaptarte al nuevo ritmo, pero cuando tu cerebro empiece a acostumbrarse a la distribución de los descansos verás cómo se te hace muy natural. De hecho, aumentará tu agilidad mental. 

Al final, podrás distribuir tu energía entre esos 25 minutos de trabajo y 5 de descanso. Aprenderás a optimizar tu tiempo de descanso para recuperarte lo mejor posible, tal y como te hemos explicado. 

Lo que acabas consiguiendo es tener un rendimiento mucho más alto en un período corto de tiempo, ¡y eso es genial! Además, también te permite seguir trabajando durante más horas.

Aprendes disciplina

Algo que hoy en día se echa mucho en falta en nuestra generación es la disciplina al estudiar. Piensa que cuando estás aplicando esta técnica, estás entrenando tu capacidad de concentración

A través de unas sencillas normas estás consiguiendo enfrentar y superar tus impulsos de mirar el móvil o navegar por internet. Eso, hoy en día, ya es una rareza y te puede ayudar a establecer un hábito que a la larga te hará ser mucho más productivo. 

Más tiempo libre

Si aplicas la técnica pomodoro a cualquier tarea, lo más probable es que la termines gracias a tu eficiencia. Esto también repercute en que tendrás más tiempo libre, ¡eso es lo que tienen las técnicas de productividad!

Te da más control sobre tu tiempo

Nuestra memoria a corto plazo nos limita cuando es hora de analizar qué o cuánto hemos hecho durante el día. Sin embargo, cuando has aplicado la técnica pomodoro a tu vida puedes saber con exactitud cuántos pomodoros has dedicado a una tarea en concreto.

Teniendo esta información en tu mano es muy fácil controlar mejor el tiempo que estudias o trabajas, y al final puedes analizar objetivamente qué tareas te ocupan más tiempo. 

Con estos datos, luego puedes predecir con más seguridad cuánto tardarás en acabar todo lo que te propongas, lo que te ayudará también a ponerte objetivos y fechas mucho más realistas.

Cuesta menos esfuerzo

Seamos realistas: ¿Qué son 25 minutos de trabajo para ti? ¡en realidad no son NADA! Una de las mayores ventajas de este método es que te ayuda a motivarte a estudiar o a hacer lo que sea. 

La perspectiva de que solo vas a tener que trabajar durante 25 minutos y luego tendrás descansos te da cierta tranquilidad y te permite sumergirte de forma más voluntaria en la tarea. 

Al tener esas gominolas en forma de descanso, que te aportan una satisfacción que te premia por tu esfuerzo, es natural que todo el estudio acabe siendo mucho más llevadero y menos monótono. 

Reduce la ansiedad

Por la misma razón que reduce el esfuerzo requerido, también ayuda mucho a las personas que padecen ansiedad al ver la tarea de estudiar como un gran reto.

Dado que ante ti tienes todas unas oposiciones por delante, es lógico usar técnicas como esta para hacer el camino un poco más fácil. En realidad estás dividiendo una gran carga de trabajo en trocitos pequeños y digeribles. 

Es flexible y adaptable

Sabemos que la técnica pomodoro consiste en dividir el tiempo de cierta forma, pero es que existen variantes que se adaptan a cada caso. Hay quien para estudiar oposiciones le es mucho más útil distribuir su tiempo al estilo 50/10 (50 minutos de trabajo y 10 minutos de descanso corto y 20 minutos de descanso largo), dado que esos 50 minutos son el límite en nuestra capacidad de atención. 

Si lo piensas, al final puedes hacer lo que quieras mientras distribuyas tu tiempo con el mismo ratio de trabajo/descanso que en la técnica original. 

Además, al tratarse solamente de una distribución del tiempo concreta, es fácilmente adaptable a diferentes técnicas de estudio que puedas usar. 

Para qué no sirve el método de estudio pomodoro

Si bien es verdad que la técnica pomodoro tiene muchas ventajas, tampoco es la panacea para todo lo que quieras hacer. Aquí va una pequeña lista de cosas para las que se ha visto que este método no es tan eficaz: 

  • Tareas de tiempo flexible: El método pomodoro está pensado para realizar tareas que son fáciles de iniciar y acabar. Lo convierte en menos útil para tareas que necesitan un largo tiempo de desarrollo para ponerse en marcha o para llegar a una conclusión con éxito. A estas tareas no les convienen los descansos, que siempre llegan justo cuando te entra la inspiración como sucede durante la creación artística o el brainstorming.
  • Muy individual: Se ha visto que no funciona bien al realizar trabajos en grupo, aunque sí que puede funcionar y de forma mucho más poderosa y divertida si cada uno hace sus tareas por separado.
  • Interrupciones imprevisibles: Cuando trabajas y no tienes control sobre tus interrupciones, por ejemplo en un despacho, sabes que te van a interrumpir de forma constante. El hecho de que no tengas el control sobre tu concentración acabará abruptamente con muchos pomodoros. A menos que puedas cambiarlo, esto hace al pomodoro ineficaz en este contexto.
  • Tareas demasiado cortas: Cuando una tarea solo te va a llevar 10 minutos y no es extensible, como sucede con un email, te verás forzado a estar el resto del tiempo buscar qué hacer. En este caso, esto se puede solucionar juntando varias tareas pequeñas en una sola sesión.

Apps para aplicar la técnica pomodoro

Con lo popular que se ha vuelto esta técnica, casi cada mes salen aplicaciones nuevas para usar con la técnica Pomodoro. Aquí tienes algunas que te recomendamos

Mac y windows

  • Tomatoes: Este es el clásico temporizador de navegador. Solo tienes que darle a iniciar y empezar, aunque puedes crearte una cuenta y hacer un seguimiento de todas tus tareas.
  • TomatoTimer: Este pomodoro es un poco más flexible. Ahí puedes cambiar la duración tanto del pomodoro como de los descansos cortos y largos. Recuerda intentar mantener la proporción, por ejemplo puedes cambiarlo a 50/10 como te hemos explicado antes.
  • Tasklog: En este gestor de tareas hay integrada una función de pomodoro. Es mucho más complejo, pero te da más control sobre qué tarea haces en cada momento y mantiene un historial con mucho detalle. Ideal para personas que quieren trabajar con pomodoro.
  • Adaptive Pomodoro Clock: Si tienes problemas para adaptarte al tiempo del pomodoro, esta es una posible solución. Entre tantas aplicaciones similares, han surgido experimentos como este. Se trata de un temporizador pomodoro que se adapta al tiempo que tardas en terminar la tarea, siempre siguiendo la proporción del método.

IOS

  • BeFocused: Esta app para iOS está basada en el temporizador original. Además de los básicos en cualquier app de este tipo, te permite conocer tus estadísticas, así como saber cuántas veces te han interrumpido.
  • Forest: Forest está tanto para iOS como para Android y se trata de una forma de motivarte a realizar diferentes tiempos sin darte la posibilidad de usar el móvil. Es ideal si quieres ver cómo progresas poco a poco.

Android

  • Focus To-Do: Una app completa para Android que te permite distribuir tu tiempo como quieras y además tienes un sistema interno de competencia con otras personas, además de un pequeño juego.
  • Pomodoro Timer: Si buscas una alternativa clásica de temporizador pomodoro en Android, esta es tu mejor opción.

Extensiones Google Chrome

  • Marinara: Una extensión muy útil y completa para usar esta técnica en cualquier momento, desde tu navegador.
  • Forest: Sí, también tiene una extensión para Chrome
  • FocusMe: Si te ha gustado Marinara te encantará FocusMe, que es una versión parecida pero más completa. Una de sus características más llamativas es que puede limitarte la navegación por internet para que no tengas distracciones.

El entorno de trabajo con la técnica pomodoro

Cuando estás en pleno proceso de pomodoro es importante que tengas un buen ambiente de trabajo. Aquí van algunos consejos: 

  • Ambiente de trabajo siempre ordenado: Que no haya objetos innecesarios ya que de lo contrario te distraerás.
  • Libreta a mano: Para evitar que algunas ideas o pensamientos te distraigan de tu tarea, recuerda tener siempre a tu lado un folio o una libreta en blanco para apuntar lo que sea. Te ayudará a mantenerte concentrado.
  • Cierra la puerta: Si estás en tu habitación, reduce al máximo posible todas las distracciones, esto implica cerrar la puerta para que los ruidos de afuera no te molesten.

Tus recompensas con el método pomodoro

Seguramente te estarás preguntando qué puedes hacer para potenciar aún más el poder de concentración que te aporta la técnica pomodoro. 

Aquí van algunas ideas recompensas que puedes usar para motivarte a la vez que te relajas, y que puedes intercambiar por cada cierto número de pomodoros. 

  • Hacerte una taza de café o té
  • Mirar memes, vídeos o navegar por internet durante 5–20 minutos
  • Si llegas a un objetivo mensual, comprarte algo que quieres, como un libro
  • Comer algún dulce
  • Hablar con alguien

Otras técnicas de estudio compatibles con el método pomodoro

Con la experiencia, verás que el método pomodoro puede combinarse con muchas otras técnicas de estudio, como las que te explicamos en Memoria Ninja:

  • Mapas mentales
  • Subrayado
  • Acrónimos
  • Técnica de la cadena
  • Código fonético

También puedes aplicar todo lo que te explicamos para memorizar más rápido, tal y como tienes explicado con profundidad en Memoria Ninja: 

  • Repasar los contenidos
  • Leer en voz alta
  • Explicarle el temario a alguien
  • Poner en práctica el contenido para interiorizarlo
  • Descansar para recordar mejor

Método pomodoro online ¡Conéctate conmigo!

Si te ha parecido interesante todo lo que te hemos explicado sobre el método pomodoro, ¿a qué estás esperando para aplicarlo y mejorar tus sesiones de estudio? 

David Fuentes tiene un canal en Twitch en el que aplica esta técnica en vivo (al estilo 50/10) y cada vez son más las personas que disfrutan de estas sesiones de plena concentración. Él trabajará contigo online dos veces a la semana, resolviendo todas las dudas que tengas durante los descansos. 

¡Con él de fondo verás cómo te concentras mucho más y consigues acabar tus primeros pomodoro durante tus oposiciones!

Estos son todos los secretos que conocemos sobre la aplicación de la técnica pomodoro para estudiar oposiciones. Esperamos que nuestra mega guía te haya resultado útil ¡y no te olvides de ponerlo todo en práctica!

Deja un comentario

Ir arriba