¿Qué oposiciones puedo hacer según mis estudios?

que oposiciones puedo hacer

Una de las primeras preguntas que se hace cualquier aspirante a conseguir una plaza de funcionario público es “¿Qué oposiciones puedo hacer?”, y hoy queremos ayudarte a solventar esta duda lo mejor posible. 

Tipos de oposiciones a los que acceder según tus estudios

Según el nivel de estudios que tengas, vas a tener acceso a un tipo u otro de oposiciones. Sin embargo, antes de empezar a enumerar los diferentes estudios y su relación con los diferentes tipos de oposiciones, debes saber que cuando tienes un nivel superior, tienes acceso a todos los niveles inferiores, por lo que cuanto mejor nivel tengas de estudios más posibilidades tendrás de ser el candidato ideal en muchas oposiciones.

Oposiciones con la ESO o equivalentes

En el nivel más bajo de estudios tenemos los estudios con un Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

Antes de decirte qué oposiciones son en las que podrías entrar con este tipo de título (o superior), te contamos qué títulos podrían ser equivalentes a este nivel (además del propio título moderno: 

que oposiciones hacer

  • Antiguo Graduado Escolar
  • Haber aprobado 2º de B.U.P., teniendo un máximo de dos materias pendientes en los dos cursos
  • En la carrera eclesiástica, haber aprobado al menos
    • 1 curso de Filosofía y 6 de Humanidades
    • 2 curso de Filosofía y 5 de Humanidades

En caso de que tengas un título de ESO o equivalente, podrías acceder a estos tipos de oposiciones:

  • APF: Son las oposiciones más sencillas, con tareas generalmente muy básicas de apoyo a funcionarios de mayor rango y gestión general de documentos. A menudo no requieren siquiera titulación. Estos serían dos ejemplos:
    • Celador: Normalmente en el ámbito sanitario, se encarga de las tareas de apoyo, así como el traslado de instrumentos, documentos o pacientes
    • Subalterno: Relacionado con la vigilancia y control de los edificios públicos.
  • C2: Las oposiciones del grupo C2 también serían aptas para los opositores con ESO o similares. Son un tipo de plazas algo más exigentes, ya que se relacionan con la atención al público y la gestión de documentos. Algunos ejemplos:
    • Auxiliar administrativo: Persona de apoyo en servicios de gestión de documentos, atención al cliente, archivo, etc.
    • Auxiliar de servicios: En cualquier ámbito siempre habrá alguien que servirá de auxiliar. Puede ser en el sector sanitario, el judicial, etc.
    • Guardia Civil
    • Policía Nacional o Local
    • Bomberos
    • Correos

Oposiciones con Bachiller o equivalentes

El Bachiller sería un nivel por encima del título de ESO y equivalentes. Se supone que tendrías el título anterior, y para optar por una oposición que requiera este nivel, normalmente puedes tener el título de Bachiller o: 

  • Prueba de acceso a FP de grado superior aprobada.
  • Prueba de acceso a las enseñanzas artísticas superiores para mayores de diecinueve años aprobada.
  • Prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años
  • Haber estudiado algún bachiller anterior a la reforma de la LOGSE
  • Título de Técnico Auxiliar de la Ley 14/1970 LGE
  • Título como Técnico de FP (medio o superior)
  • Título de Artes Plásticas y Diseño
  • Título de Técnico Deportivo

Si tienes un título de Bachiller o equivalente, puedes optar a los siguientes grupos de oposiciones: 

  • APF: Accesibles también con ESO o superior
  • C2: Accesibles también con ESO o superior
  • C1: Plazas de trabajo de más responsabilidades que los grupos anteriores, relacionadas con la atención al cliente y las gestiones de documentos. Algunos ejemplos:
    • Agente de Hacienda: Tareas de inspección, recaudación y gestión tributaria.
    • Administrativo: Con mayor responsabilidad que un auxiliar administrativo. Igualmente realiza gestión de documentos y atención al cliente.
    • Tramitación procesal: Parte administrativa en área judicial

Oposiciones con FP Grado Superior o equivalentes

Cuando tienes el título de Formación Profesional (o FP) de Grado Superior o equivalentes tienes más opciones para opositar. Estos serían los títulos equivalentes al título de FP en Grado Superior: 

  • Título de Oficial Industrial
  • Título de Maestro Industrial
  • Título de Técnico especialista
  • Técnico Militar de las Fuerzas Armadas

Si tienes una titulación de FP de grado superior o equivalente, podrás optar a estas oposiciones

  • APF: Accesibles también con ESO o superior
  • C2: Accesibles también con ESO o superior
  • C1: Accesibles también con Bachiller o superior
  • B: Es en este subgrupo de oposiciones donde los cargos empiezan a especializarse más, ya que el tipo de título técnico requerido para un mecánico no es el mismo que el de un informático. Por tanto, habrá tantas plazas posibles o más (si está convocada) como titulaciones especializadas de FP existan. Algunos ejemplos serían:
    • Integrador social: Persona dedicada a las intervenciones en cualquier grupo social. Normalmente suelen ayudar y solidarizarse con grupos en riesgo de exclusión social o ayudan en la gestión de conflictos sociales.
    • Educador infantil: Encargado de cuidar y educar a niños en guarderías
    • Diseñador gráfico: Encargado o ayuda en la creación de logotipos y toda clase de diseños gráficos para clientes.

Oposiciones con grado universitario

Es el mayor grado de estudios posible al nivel de oposiciones. Dado el alto grado de especialización y nivel de estudios que se requiere, este no tendría equivalencias. Cada oposición en específico pedirá una titulación u otra. 

Si tienes un título universitario puedes acceder a estos grupos de oposiciones:

  • APF: Accesibles también con ESO o superior
  • C2: Accesibles también con ESO o superior
  • C1: Accesibles también con Bachiller o superior
  • B: Accesibles también con FP Superior o superior, si es compatible.
  • A: El grupo A sería el de los estudios superiores y el más especializado de todos, con más responsabilidad y sueldos. Como es lógico, también son las oposiciones más exigentes y difíciles de superar.

Lo que sí que ocurre con los títulos universitarios es una división en dos subgrupos, que dependerían del tipo de titulación universitaria que tengas.

  • Subgrupo A2: Se pediría al menos una Titulación de Diplomatura universitaria, ingeniería técnica o equivalente (o con licenciatura). Algunos ejemplos serían:
    • Técnico de Hacienda
    • Gestión Procesal
    • Prisiones
    • Inspector de Policía
    • Profesor de Primaria (y también de Secundaria en algunas convocatorias)
  • Subgrupo A1: Se requeriría título de Licenciatura Universitaria o grado universitario. También podrían entrar ingeniería, arquitectura u otras titulaciones del mismo nivel. Algunos ejemplos serían:
    • Inspectores de Hacienda
    • Profesores de Secundaria
    • Fiscales
    • Jueces

La diplomatura es un tipo de titulación universitaria que tiene una duración de un año, mientras que la licenciatura se trata de una carrera universitaria completa de más de 2 años. 

Como es lógico, el tipo de grado que deberás tener variará según la convocatoria. Un grado universitario de biólogo no tendría cabida, por ejemplo, en el área de mantenimiento de un museo, a menos que se requiera a un experto del tema para un museo de ciencia natural (por ejemplo). 

¿A qué puedo opositar sin estudios?

Aunque es una tendencia ya en extinción, a veces aún puede haber convocatorias para puestos públicos en los que no se requiere un nivel de titulación o estudios. Las oposiciones de este grupo, que antiguamente se llamaban grupo E, actualmente se denominan “Otras agrupaciones profesionales sin requisito de titulación”, han sido mencionadas como APF en la sección anterior. 

Estas convocatorias suelen ser oficios en los que se necesita a alguien para un trabajo específico. Puede ser muy variado, pero algunos ejemplos son: 

  • Chófer de todo tipo de vehículos
  • Operario de maquinaria
  • Peón de obra
  • Personal de limpieza
  • Vigilantes
  • Cocineros
  • Jardineros
  • Subalternos
  • Celadores
  • Otros oficios que no requieren formación académica (camarero, cerrajero, etc.)

Tipos de oposiciones que existen en España

Si quieres saber qué clase de oposiciones podrías encontrar en España, aquí tienes una breve descripción por tipos de trabajos, con algunos ejemplos: 

Administrativos

Todo aquello relacionado con la gestión y creación de documentación en oficinas y también relacionado con atención al cliente. Algunos ejemplos de algunas posibles plazas:

  • Auxiliar Administrativo
  • Administrativo
  • Auxiliar Administrativo del Banco de España
  • Auxiliar Administrativo del Estado

Prisiones

Todos los trabajos realizados dentro de instituciones penitenciarias. Algunos ejemplos: 

  • Ayudante de instituciones penitenciarias
  • Trabajo social para instituciones penitenciarias
  • Juristas

Justicia

Enfocados en el sector de la justicia, son todos aquellos trabajos en los que se realiza cualquier gestión relacionada. Su ámbito es el de las salas de juicios y todo lo que las rodea. Algunos ejemplos: 

  • Auxilio Judicial
  • Tramitación Procesal
  • Gestión Procesal

Fuerzas y Cuerpos del Estado

Todo lo relacionado con la seguridad en varios ámbitos del país. Tanto en rescates como en solución de conflictos. Algunos ejemplos:

  • Bomberos
  • Policías (Local o nacional)
  • Guardia Civil
  • Tropas
  • Marinería

Sanidad

Como ha quedado de relieve, un tipo de plazas muy importantes para la salud de todo el país. Algunos ejemplos: 

  • Celador sanitario
  • Enfermeros
  • Auxiliar de enfermería

Educación

Lógicamente, todo lo que rodea a la educación. Algunos ejemplos:

  • Educación Infantil
  • Educación Primaria
  • Educación Secundaria

Otras oposiciones

Como es lógico, es imposible encaber todos los tipos de oposiciones en unos pocos grupos de clasificación. También habría otras alternativas que podrían serte interesantes. Algunos ejemplos:

  • Funcionario de Correos
  • Trabajo Social
  • Bibliotecas y archivos
  • Subalterno
  • Vigilantes

Qué oposiciones salen todos los años

A nivel general, el tipo de oposiciones que suelen salir cada año generalmente son: 

  • Fuerzas y Cuerpos del Estado: Policía, guardia civil, bombero, fuerzas armadas…
  • Correos
  • Prisión: Plazas relacionadas con el ámbito
  • Administrativo: Plazas del ámbito (en cualquier subgrupo)
  • Administración de Justicia: No todos los años, pero son frecuentes.

Por otro lado, de forma casi anual (a menudo, una vez cada dos años) surgen plazas para los siguientes sectores:

  • Educativo
  • Sanidad

La clave para no perderte ninguna convocatoria anual estaría en tener algún sistema de que te pueda servir de alerta para que te informe de nuevas oposiciones, lo puedes hacer directamente visitando el BOE, que te hemos enlazado. 

Cuáles son las oposiciones con más salida

Con oposiciones con más salida nos referiríamos a aquellas que suelen ser más comunes, las que más salida laboral tienen. Esto puede ser importante para ayudarte a seleccionar en qué ámbito te quieres especializar a la hora de formarte, con el fin de que tengas el máximo de oportunidades posibles cada año

Como es lógico, estas serían las mismas que hemos mencionado antes, ya que suelen salir convocatorias como mínimo una vez al año. 

Si quieres saber cuáles son las que tienen más salida de todas las que hemos mencionado (aunque puede variar según el año) esas serían las de Administración y las de Fuerzas y Cuerpos, ya que siempre se necesita más personal en esos sectores y salen convocatorias constantemente.

Ten en cuenta también que este tipo de oposiciones suelen tener un requisito de admisión bajo, por lo que la competencia también podría ser feroz. 

Requisitos para preparar unas oposiciones

Antes de preparar tus oposiciones ten en cuenta qué cosas se requerirán para que seas apto para presentarte: 

  • Nacionalidad: Ser de nacionalidad española (o, si la convocatoria lo permite, ser de algún Estado miembro de la Unión Europea)
  • Edad: Tener al menos 18 años cumplidos, sin haber llegado a la edad de jubilación
  • Sin limitaciones: No tener problemas de limitación física o psíquica ni enfermedad, siempre y cuando estas sean incompatibles con tu desempeño en el empleo para el que opositas.
  • Sin expedientes: Por supuesto, no haber sido separado antes del servicio público por un expediente disciplinario ni estar inhabilitado.
  • Sin problemas judiciales: Un juez no debe haber dictaminado que no puedes ejercer en cargos públicos.
  • Titulación suficiente: Si tienes dudas, consulta los requisitos de cada convocatoria y esta misma guía.
  • Presentar tu documentación: Si no presentas toda la información que acredite tu nivel de estudios o realices la solicitud, no podrás optar a la plaza.

Además de todos los requisitos técnicos requeridos por el gobierno, también es importante que tengas la certeza de que vas a tener el tiempo disponible suficiente para poder prepararte las oposiciones y una guía adecuada.

Aunque hay muchas personas que realizan este tipo de estudios en su tiempo libre, siempre será mejor si puedes dedicarte en tiempo completo a esta tarea de preparación. 

8 claves para saber qué oposición elegir

Dada la gran variedad de opciones que se te presentan delante puede parecer imposible escoger de entrada una oposición por la que apostar. A continuación te damos algunas claves para ayudarte a escoger.

Vocación

Sabemos que suena a cliché, pero el trabajo que vas a realizar en un cargo público podría ser para toda la vida. Tener en cuenta tus gustos personales va a ser clave para encontrar una profesión que te vaya a llenar como persona. Piensa que vas a pasar muchas horas en ese trabajo, independientemente de los beneficios económicos que pueda tener tu cargo.

Cualquier trabajo por el que vas a tener que luchar contra cientos de opositores tiene que gustarte. De lo contrario, no aguantarás el largo recorrido que te espera por delante.

Si, por ejemplo, te encanta leer y los libros, tal vez un puesto en una biblioteca sería lo ideal para ti. Por otro lado, si te gusta hacer ejercicio y ayudar a los demás en situaciones de riesgo, tal vez te guste más convertirte en bombero

Asegúrate de escoger una oposición que no solo te llame la atención, sino que te guste tanto que te inspires cada día para hincar los codos como nadie. Vas a necesitar toda la motivación posible, y ese trabajo tiene que atraerte.

Tu titulación

Tus títulos, en cualquier nivel, te darán pistas sobre en qué tipo de oposiciones tienes más números de conseguir tu deseada plaza. Todas las oposiciones tienen una serie de requisitos mínimos de titulación o estudios. Cuanto más avanzado sea el nivel, más grupos de oposiciones se te abrirán.

Por supuesto que puedes optar por puestos de subgrupos inferiores a tu nivel de estudios, pero lo recomendable será apostar por algo que esté equilibrado con tu capacidad y formación, más que nada porque de lo contrario podrías aburrirte

Demos un pequeño repaso por todas tus opciones según tu titulación:

  • Sin estudios: Si no tienes estudios, ni siquiera de ESO, tienes la posibilidad de entrar en una opo del grupo APF. En esta es donde suelen estar las opos de subalternos y celadores.
  • ESO o títulos equivalentes: Con la ESO tienes acceso a todas las oposiciones de la categoría anterior y también al C2. Estas categorías pueden corresponder a un puesto de bombero.
  • Bachiller o equivalentes: Con el bachiller tienes también acceso al C1. Ahí te encuentras plazas de administrativo. Sí, aquí también entra la Escala Básica de Policía Nacional.
  • FP de grado superior o equivalentes: Con una FP superior tienes acceso al grupo B de oposiciones. Es un grupo muy especializado, que dependerá de tu titulación. Un ejemplo sería de diseñador gráfico, mientras que otro sería un educador infantil. Ambas opos requieren diferentes tipos de titulaciones, por supuesto.
  • Grado universitario: Igual que en los casos anteriores, tienes acceso a todas las opos con requisitos de titulaciones menores y además hay que añadir el grupo A (subdividido por A1 y A2), el que tiene oposiciones más exigentes, pero también los puestos mejor remunerados. Un inspector de hacienda o un juez correspondería a este grupo.

Dado el ejemplo anterior, si has estudiado ingeniería aeroespacial tal vez no tendría mucho sentido ser bibliotecario o bombero, y en vez de eso deberías encararte hacia oposiciones del grupo A con tu especialidad. 

Por supuesto que si quieres puedes optar por un puesto de administrativo para haber entrado ya en alguna plaza pública, luego podrás optar por otras plazas de mayor nivel con más calma, siempre y cuando demuestres que tienes las titulaciones que se requieren. Si quieres saber más, te recomendamos que te mires nuestro artículo sobre como elaborar un planning de estudio para oposiciones.

Periodicidad

Si quieres opositar, ten en cuenta también el número de plazas que se ofertan y su frecuencia. Hay algunas que salen casi cada año, y que ofrecen muchas vacantes. Este es el caso de las relacionadas con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Correos y administrativos. Lo mismo ocurre con otros sectores en general como judicial, educativo y sanidad.Eso condicionará en gran medida cuántas oportunidades tendrás a lo largo de tu vida para entrar. 

Recuerda lo que te hemos explicado en las secciones anteriores sobre este tema: Las oposiciones más comunes son de puestos en Administración y Fuerzas y Cuerpos

Evita grandes convocatorias

Con excepción de si es un tipo de oposición que te interesa mucho o a la que no tienes otra opción para acceder, lo mejor es que evites las grandes convocatorias, en las que las plazas son muchas y tus potenciales competidores también lo son. Esto puede ser clave para ahorrarte muchas horas de esfuerzo. 

Por supuesto, quedan excluidas las oposiciones que solo se pueden acceder por este tipo de convocatorias.

Preparación

No es lo mismo tener un buen nivel de estudios que estar preparado para tu opo. Hay gente que tiene talentos concretos para ciertas tareas, y eso les da una ventaja de partida (aunque eso no quita que no deban estudiar o entrenar).  

Por poner un ejemplo basándonos en la opo de Policía Nacional: Si eres alguien que tiene una buena condición física, partes de una situación en la que lo tendrás más fácil que otros compañeros para entrenar y superar con éxito las pruebas físicas de policía.

Ten en cuenta que es aconsejable empezar a preparar tu oposición incluso antes de que salga la convocatoria oficial de ese año. Cuando ha salido, a menudo ya vas tarde. 

Circunstancias personales

Ten en cuenta que este puede ser un trabajo que va a durarte toda la vida. Tienes que conocer bien todos los detalles sobre él y para ello debes saber qué implicaciones tiene

Y tal vez no lo has tenido en cuenta, pero no es lo mismo estudiar para una oposición que para otra, y puede haber una diferencia en tu tiempo de estudio, la complejidad del material o incluso la necesidad de contratar a alguien que te ayude a estudiar.

Para ser más objetivo, ten en cuenta cómo estás en tu vida ahora mismo y qué estás dispuesto a hacer al prepararte tu oposición. Si tienes que seguir trabajando, tal vez lo mejor será escoger primero una oposición con un bajo nivel de preparación (aunque, de nuevo, deberás tener en cuenta el nivel de competencia). 

Algo que te ayudará mucho en estos aspectos es preguntar a funcionarios que ya estén trabajando de lo que te interesa.

En muchas opos se te destina a una localidad concreta. También hay que tener en cuenta las posibilidades de ascenso y el sueldo. Todo es ver qué te interesa más, y asegurarte de que el tipo de trabajo encaja con tus proyectos de vida. Lo vemos con un poco más de detalle:

Destinos

Es posible que las convocatorias a las que estás planteándote presentarte sean cargos en lugares a los que te verás obligado a ir a vivir en el caso de que te acepten. Lo más sabio es que te fijes en oposiciones cercanas a los lugares donde quieres vivir. 

Sueldos

El sueldo puede ser un factor a tener en cuenta para muchos. Generalmente, cuanto mayor nivel de estudios se requiera (y, por tanto, es un grupo de oposiciones mayor) mejores serán las retribuciones. 

Piensa en tu futuro

Hay muchas oposiciones a las que podrías optar y no tendrías por qué quedarte en una sola plaza, también puedes empezar desde un cargo de nivel más bajo e ir subiendo poco a poco. No serías el primero. Piensa en tu proyección formativa y profesional al escoger tu oposición. 

Cuando hayas decidido por qué oposición es mejor empezar, te recomendamos que te mires nuestro artículo para ayudarte a encontrar la mejor academia online de oposiciones. Ahí tendrás todos los criterios que recomendamos seguir, así como también todas las alternativas más interesantes que existen, tanto en lo presencial como online.

Esperamos que te hayan quedado claras todas nuestras respuestas a tu pregunta sobre qué oposiciones puedo hacer. Si tienes cualquier duda, puedes contactarnos a través de nuestras redes sociales.  E incluso, puedes unirte a nuestro canal de Twitch y estudiar con nosotros, ¿te apetece? ¡Ya somos más de 500!

Deja un comentario

Ir arriba